Perú: Frente a la masacre en Bagua Paro Nacional

Frente al Genocidio de nuestros hermanos nativos en Bagua:

¡Todos a la Jornada del 11 de Junio!

¡FUERA GARCÌA!

¡PARO NACIONAL Y MARCHAR SOBRE LIMA!

¡Nacionalizar la Amazonía y las Minas!

Los acontecimientos en la tierra de Tupac Amaru son dramáticos y volátiles. La huelga general de 2 meses, organizada por AIDESEP, en defensa de nuestro Amazonas (pulmón del mundo), que careció de una respuesta realmente revolucionaria por parte de las direcciones de izquierda, fue respondida por el gobierno aprista, con una carnicería humana. 20 nativos (según el programa televisivo Pro & Contra de Loreto, serían más de 150), 23 policías y civiles muertos, además de más de 100 heridos, es el saldo de la política represiva y procapitalista de Alan García, para levantar el bloqueo nativo del puente Belaunde Terry, en Bagua, Amazonas (que conecta la selva con la costa). Toledo y Lourdes Flores, están denunciando a García por la crisis de Bagua, expresando la división interburguesa.

Como decíamos anteriormente, la situación en la selva es muy explosiva (Leer declaraciones de Perú Militante 07-05 y del 05-06). Al final, la línea dura (agitada por Aldo M, Mulder, Pastor), dentro del gobierno se impuso, por encima del converso y "dialogante" Yehude Simons, generando una explosión de masas, que se caracterizó por el incendio del local del APRA y las instituciones estatales, así como conatos de "guerra civil".

El régimen aprista, pensaba, como Bush, que esto podía ser un juego de niños (teniendo en cuenta el armamento militar sofisticado en comparación con las flechas y lanzas de los nativos). No obstante, el tiro les salió por la culata. El pacífico pueblo de Bagua respondió con una insurrección de masas para defenderse. El genocidio ha tenido repercusión internacional (que desprestigia al gobierno). Es muy probable que en los próximos días veamos acciones de protesta frente a las embajadas peruanas (los indígenas colombianos ya están convocando para hoy lunes 08 de Junio).

Esta masacre, que ha logrado imponer el "orden", por ahora, en Bagua, ha producido el rechazo generalizado de la clase obrera, campesina e incluso "media" (y la iglesia pronunciándose por la "paz y diálogo"), así como más radicalización por algunos sectores nativos como los Machigenga (el resto de la selva se mantiene en rebelión y en Arequipa, Cusco, Tacna, etc. han salido centenas de trabajadores a manifestar en solidaridad con los amazónicos), y una profundización de la crisis que tiene rasgos terminales (pero que el régimen puede superar por la ausencia de una dirección revolucionaria como pasó con la crisis de los petroaudios).

Los asesinatos y detenciones selectivas de dirigentes amazónicos, así como la orden de captura del líder Alberto Pizango (no habido), apunta a una cacería de brujas. García, quiere aplicar, a sangre y fuego, su política pro imperialista (por los compromisos hechos con las transnacionales esbozado en su tesis del perro del hortelano), y para eso necesita deshacerse de las direcciones amazónicas y sociales (el dirigente amazónico Zebelio Kayap, denunció que los cuerpos de los fallecidos están siendo "desaparecidos" por efectivos policiales de la Dirección de Operaciones Especiales).

Por eso, García, acaba de declarar que, "Estoy seguro de que la población de todo el Perú, que en su inmensa mayoría sabe que el país debe continuar su camino por el desarrollo, el empleo y la inversión, apoyará las acciones contra la agresión subversiva y el terrorismo" (diario Correo, 07-06-09).

"Se tiene que iniciar una implacable, obsesiva, paciente e infatigable cacería policial y los responsables deben responder con todo el peso de la ley por este crimen de lesa humanidad. Vivos o muertos. Que se ofrezcan recompensas, se presione muy fuerte a los Apus, se haga labor de inteligencia...Capturar a esos malnacidos debe ser una política de Estado", escribió Aldo M, demostrando su verdadera cara violentista. Luego continúa, "A estas alturas el gobierno no puede retroceder ni ser condescendiente con estos criminales. Debemos hacer respetar la ley, cueste lo que cueste. Ojo que este ya es un tema militar más que policial dada la envergadura de la insurrección", (diario Correo, 07-06-09). A esto hay que sumar que toda la prensa de derecha está culpando a los indígenas de ser los responsables de la muerte de los policías.

De este modo, ingresamos a una situación muy crítica que tiende a polarizar peligrosamente a las clases en contienda. "A veces la revolución necesita el látigo de la contrarrevolución", decía Marx. En verdad, existen tendencias prerrevolucionarias.

"Alberto (Pizango) tiene el respaldo de todas las comunidades indígenas y le pedimos que no dé un paso atrás. Alan no debería renunciar; más bien debería aprobarse la vacancia presidencial de inmediato", dijo representante del pueblo shawi, Luis Huansi Pizango (La Primera, 07-05-09). Y este es el sentir de varias comunidades amazónicas como shawis, chayawitas, candoshi, cocama-cocamilla y shibilos, que mantienen bloqueada la carretera Tarapoto-Yurimaguas, provincia de Alto Amazonas.

Asì las cosas, toda la política aprista pro-sistema, de "orden", se puede convertir en su contrario, generando más "desorden y caos". A esto hay que sumar la huelga minera, del SUTEP-CONARE, y otros gremios, que se viene en los próximos días. Como decía Lenin antes de la revolución rusa, "existe mucho material explosivo en el ambiente". La inestabilidad será la norma en los próximos días.

"...una seria crisis política y social...", escribió Mirko Lauer, consejero del gobierno (La República, 07-05-09). "Lástima por García, pues ese camino es poco democrático y lo llevará a terminar con el aplauso de los sectores más autoritarios y racistas del país", redactó Alvarez Rodrich, periodista que expresa el sentir de las clases medias acomodadas.

"Hay un antes y un después en la vida de García. El hito lo marca la masacre de Bagua", escribió el periodista César Levano. "El Amazonas puede ser el "accidente" que unifique y saque a la superficie la rabia acumulada de nuestro pueblo", dijimos en nuestro documento del 05-06-09. Y en efecto, la dinámica de la lucha de clases está conllevando a la unidad de los trabajadores al conformarse el Frente de Defensa de la Vida y la Soberanía (FDVS).

El mismo que ha llamado a una Jornada de Lucha para el 11 de Junio. "En este gobierno nada pasa sin el aval del presidente Alan García, quien es el principal culpable de la matanza ocurrida", dijo Mario Huaman, dirigente principal del FDVS (diario La Primera, 07-05-09). Y esto es correcto. Hay que señalar claramente que es García el responsable político del genocidio de Bagua. No obstante, las direcciones del FDVS están una vez más convocando a la lucha con la estrategia de que renuncie el gabinete Simons, pero para "dialogar" con el gobierno, dándole así un "salvavidas" al genocida García, quién aprovechará esta debilidad estratégica para luego salir a la ofensiva, como hizo después de la crisis de los petroaudios.

Nos parece importante la centralización del combate estelar por nuestra "vida, palmeras, ríos, pan y estrellas". Pero a la vez manifestamos que el FDVS debe tener una estrategia realmente clasista y mariateguista.

Por tanto, los marxistas revolucionarios de la prensa Perú Militante, proponemos al Frente por la Defensa de la Vida y la Soberanía, el nacionalismo y la izquierda, etc. crear, a partir de la Jornada del 11 de Junio, un solo Comando Unitario de Lucha que organice el Paro Nacional y una Marcha sobre Lima para demostrarle a la administración García de que estamos hechos los verdaderos patriotas y socialistas revolucionarios.

El Paro Nacional, permitirá articular en la práctica, la unidad de acción de todos los trabajadores del campo y la ciudad en pie de lucha por sus reivindicaciones. No obstante, Lima (centro del poder político), sigue siendo apática a la protesta amazónica. Por eso, y aprendiendo de los combates sociales en Bolivia y Ecuador, es necesario que el FDVS, el nacionalismo y la izquierda, complementen el Paro Nacional, con una Marcha sobre Lima con el objetivo de generar efervescencia revolucionaria en los trabajadores de la capital.

A partir de esta fecha, debería iniciarse un proceso de debate y organización en las masas para conquistarlas para el programa y las ideas del socialismo revolucionario. Un programa que conquiste la derogatoria de los DL antiamazònicos, un aumento de salarios general a 2500 soles (para enfrentar la crisis), reposición de despedidos, auditoria a las empresas que despidan obreros, reducción de la jornada laboral sin reducción del salario, reforma urbana, vinculadas a las consignas de reforma universitaria, revolución agraria, nacionalización del gas, las minas (más de $20 mil millones), alimentos como ALICORP (del mafioso Dionisio Romero), y de la banca (que permitiría otorgar créditos baratos para los campesinos), además de todas las empresas privatizadas en las últimas décadas para que sean puestas a funcionar bajo el control obrero y popular (como sucede en la mina de Huanuni, Oruro, en Bolivia, que genera superávit y da trabajo a 5.000 obreros). Solo nacionalizando la Amazonía y las minas podremos dar una solución a la crisis nacional en su conjunto. Este movimiento debe desembocar en un gobierno socialista de la Asamblea de nuestros Pueblos.

O ganan ellos o ganamos nosotros.

¡Todos a la Jornada del 11 de Junio!

¡FUERA GARCÌA!

¡PARO NACIONAL Y MARCHAR SOBRE LIMA!

¡Nacionalizar la Amazonía y las Minas!

¡Patria, Socialismo o Muerte...Venceremos!

(07-05-09).

PD-Enviar mails de solidaridad a: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

Fuente: Perú Militante