Cuando tenemos una buena idea y la exageramos, en un momento dado, ésta se convierte en su contrario. Esto es lo que ha ocurrido con las conclusiones de los teóricos del Big Bang. Es muy común que cuando una idea da buenos resultados en el terreno de la ciencia, ésta se emplea en terrenos muy variados, pero ninguna idea es eterna en espacio-tiempo, de este modo llega un momento en que de tanto usarla, inevitablemente llega a un terreno donde no es válida, durante cierto tiempo los científicos no se percatan de ello, por lo tanto siguen empleando esta idea en ese terreno y en consecuencia obtienen resultados erróneos, que a pesar de ello los científicos consideran correctos, pero la realidad es concreta y por lo tanto revolucionaria. Los experimentos y resultados reales dan resultados muy distintos a los de estas teorías, esta contradicción hace revisar a los científicos sus teorías, de este modo se encuentran los defectos y forman una nueva teoría que vaya a la acorde de lo que ocurre en la realidad y al encontrarla generaliza a la anterior. Esto es lo que ha ocurrido con el Big Bang, esta teoría es una exageración de teorías correctas, tan exageradas que la teoría del Big Bang se convierte en su contrario, una teoría incorrecta.

Join us

Newsletter:

Subscribe to our newsletter

Please enable the javascript to submit this form