Spanish

El gobierno libanés ha dimitido bajo la presión de las masas. Este es un logro inspirador, pero la revolución no debe detenerse aquí, debe tomar el poder en sus propias manos.

Recibimos este artículo de ELAPRE, un grupo de jóvenes revolucionarios en Haití. Haití ha experimentado la misma intensificación de la lucha de clases que hemos visto en muchos países del mundo. En los últimos años, las masas en Haití han luchado para cambiar la sociedad y podrían haber derrocado al gobierno de Moïse muchas veces. Pero su gobierno es salvado por la clase dominante y la dirección reformista de los movimientos populares. Al no ver ningún camino a seguir sobre esta base, ELAPRE se formó para estudiar las ideas del marxismo, aprender las lecciones del pasado y construir una organización revolucionaria capaz de liderar la lucha por el socialismo.

[Publicamos aquí la transcripción de la charla sobre la crisis mundial del capitalismo y las perspectivas para la revolución que Alan Woods dio en la Universidad Marxista Internacional el 25 de julio de 2020.]

Con más de 70 puntos de bloqueos en las rutas troncales, ha iniciado este lunes la huelga general indefinida que la burocracia de la COB fue forzada a convocar bajo la presión de las bases.

Tras años de arduas y acaloradas discusiones, reordenamientos tácticos y ajustes en el accionar político de las organizaciones, finalmente ha nacido la Alternativa Popular Revolucionaria, una alianza de partidos y movimientos de izquierda que se muestran decididos a marcar un decisivo deslinde de las políticas anti-populares del gobierno nacional y ofrecer un nuevo referente obrero, campesino y popular al país, por una salida revolucionaria a la crisis del capitalismo. 

Ayer, una enorme explosión causó una incalculable destrucción y derramamiento de sangre en la capital libanesa. Esta tragedia era un desastre anunciado, y provocará la ira de las masas contra la camarilla corrupta de la alta sociedad. Sólo la lucha de la clase obrera puede poner fin a esta situación intolerable, escribe Alan Woods.

El movimiento #BlackLivesMatter (Las Vidas Negras Importan) muestra claramente que, a pesar de las luchas por los derechos civiles del pasado, la desigualdad y el racismo siguen prosperando en los Estados Unidos. Muchos jóvenes, en particular, buscan respuestas y una forma de resolver los problemas que enfrenta la sociedad. Como marxistas, estamos en primera línea en la lucha contra la discriminación en todas sus formas. Creemos que para tener éxito, esto debe combinarse con la lucha de la clase trabajadora unida contra el capitalismo y por el socialismo. Aprovechamos esta oportunidad para mirar hacia atrás y aprender de los éxitos y fracasos de una de las experiencias más inspiradoras

...

En este artículo, Josh Holroyd analiza el llamado Modo de Producción Tributario, que ha ganado popularidad en los círculos académicos como una supuesta "actualización" de la concepción del desarrollo histórico de Marx. Sin embargo, una inspección minuciosa de esta teoría, su método y orígenes no revela un desarrollo del marxismo, si no una negación del mismo frente a los ataques de sus opositores reaccionarios en las universidades.

El camarada Amin llegó a su casa en Karachi en la madrugada del 1 de agosto, tras 18 días de reclusión, después de ser secuestrado el 14 de julio por los Rangers (una organización paramilitar del estado en Pakistán). Su liberación solo fue posible debido a nuestra campaña internacional y la solidaridad de los camaradas y simpatizantes de la CMI en todo el mundo. La familia de Amin y todos los camaradas en Pakistán están extremadamente agradecidos con todos los camaradas y amigos que participaron.

El camarada Amin llegó a su casa en Karachi en la madrugada del 1 de agosto, tras 18 días de reclusión, después de ser secuestrado el 14 de julio por los Rangers (una organización paramilitar del estado en Pakistán). Su liberación solo fue posible debido a nuestra campaña internacional y la solidaridad de los camaradas y simpatizantes de la CMI en todo el mundo. La familia de Amin y todos los camaradas en Pakistán están extremadamente agradecidos con todos los camaradas y amigos que participaron.

En las últimas semanas, los EEUU se han acercado a una convulsión revolucionaria más que en ningún otro momento. El asesinato racista de George Floyd por la policía de Minneapolis ha provocado un movimiento de enormes proporciones, desatando el descontento acumulado durante décadas, e incluso alcanzando niveles insurreccionales en muchas ciudades.

La Universidad Marxista de la CMI terminó como comenzó: ¡con un tremendo optimismo revolucionario! En el transcurso del evento, casi 6.500 personas se registraron de más de 115 países; la sesión de apertura fue vista 10.000 veces; y se recaudaron más de 250.000 euros en donaciones. Este fue un evento realmente histórico, con el más alto nivel de discusión política que pueda encontrarse en ningún lugar.