El gobierno de Evo Morales atraviesa la mas profunda crisis de su gestión. En medio de duras confrontaciones  la Asamblea Constituyente quedó suspendida por un tiempo indefinido.