Fue fulminante, en cuestión de horas el Comité de Lucha del IPN, organizó asambleas en la mayoría de las escuelas superiores del IPN y el jueves 14  se realizó una movilización en la zona de Zacatenco con más de 4000 estudiantes. La reacción de las autoridades del IPN fue de incredulidad y espanto, al grado que por primera vez en la historia el Director General del IPN abrogó una resolución del Consejo General Consultivo por medio de la cual se pretendía instaurar un reglamento academico lesivo a los intereses de los estudiantes. Un triunfo absoluto que demuestra que el CLEP esta listo para enfrentar a las políticas de derecha tanto dentro de las escuelas como fuera de ellas.

El Zócalo lució sus magnificencias y esplendores, bien bañado y bien peinado, sacudió desde sus entrañas la fuerza revolucionaria del pueblo y dio lugar al nacimiento de una era nueva para México. Nadie acudió ingenuamente en cantidad y en calidad fue una Convención convencida.