Rosales, los demás dirigentes contrarevolucionarios y el imperaialismo,enfrentados a tener que aceptar la victoria sin paliativos de Chávez o denunciar un supuesto fraude y llamar auna lucha que sabían que no podían ganar bajo ningún concepto han decidido tomar la calle de en medio. Leer más.