Hace unas semanas, dejamos clara nuestra posición ante un gobierno de coalición entre el PSOE y Unidos Podemos. Ahora, la dirección de Podemos ha lanzado una “consulta” a los militantes del partido para que se pronuncien sobre su participación en el gobierno de Sánchez. Pese a los dos meses y medio transcurridos desde las elecciones del 28A, esto tiene lugar sin un debate previo en las bases ni en asambleas de círculo, ni siquiera en asambleas públicas donde los votantes y simpatizantes puedan interpelar a quienes eligieron al parlamento. Como de costumbre, la “consulta” no puede ser más tendenciosa, diseñada para ganar “a la búlgara”. Se trata de optar entre la propuesta de la dirección de Podemos ¡y la propuesta de la dirección del PSOE! Lucha de Clases llama a votar en blanco en esta “consulta”, y explicamos aquí nuestras razones.

Tras el fracaso del débil levantamiento golpista del 30 de abril, el gobierno y la oposición han realizado diversas rondas de diálogo, contando con la supuesta «mediación» del gobierno de Noruega y la Unión Europea. Tales conversaciones marcan una relativa y momentánea distensión en la disputa político-institucional que se lleva a cabo desde enero, donde los trabajadores no cuentan con voz y voto y sus intereses constituyen monedas de cambio en la puja por el poder en Venezuela. En el marco del mismo proceso, el Ejecutivo, como gestos de “buena voluntad”, ha permitido la liberación del diputado de la AN Gilbert Caro -capturado en 2017 con material de guerra, de la jueza María Lourdes Afiuni –responsable directa de la fuga del bandido Eligio Cedeño, e incluso también el muy extraño “escape» del asesino Iván Simonovis.