Spanish

Lamentablemente el Gobierno se muestra impotente ante el avance de la enfermedad. Pide a la población que “se prepare para los momentos más duros”, mientras que los datos arrojados por el Ministerio de Sanidad confirman estas previsiones. Por su parte, la derecha carece de alternativas, limitándose a hacer simple demagogia. De hecho, su política de recortes y privatizaciones durante la etapa de Rajoy, y durante décadas en la Comunidad de Madrid y otras, ha sido en gran parte responsable del lamentable estado actual de la sanidad pública.

Los marxistas portugueses del Colectivo Marxista de Lisboa han hecho este llamamiento por una huelga general hasta que la salud de los trabajadores sea protegida, las palancas de la economía sean democráticamente gestionadas para garantizar la eficiencia y que se garantice el respeto de los salarios y los derechos democráticos de los trabajadores. Este llamamiento ha recibido una gran respuesta en las redes sociales, mostrando el creciente desarrollo de la conciencia de clase y del espíritu de lucha de la clase obrera portuguesa en la antesala de esta pandemia.

Me llamo Enrique, soy un trabajador y tengo 52 años. Mi mujer y yo fuimos contagiados por el coronavirus a finales de febrero. Cuando nos hicieron los tests y dieron positivos nos obligaron, para superar la enfermedad y no contagiar a nadie, a recluirnos en casa y medicarnos a domicilio. Así lo hicimos. Como yo tengo bronquitis y no paraba de toser decidieron que fuera ingresado en el Hospital de Txagorritxu.

Obreros de la empresa Alimentos Salva Foods -ubicada en el puerto de La Guaira-, la cual se dedica a empaquetar productos alimenticios provenientes del exterior que luego son distribuidos por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), han enviado una denuncia a nuestra redacción sobre las condiciones inseguras e insalubres en que se ven obligados a realizar sus labores.

El Bloque Sindical de Unidad Social ha exigido al gobierno implementar inmediatamente medidas preventivas de cuarentena para combatir el Covid-19. Sino, llamarían a una ”Huelga General Humanitaria” para paralizar la economía que no sea esencial. Mientras Piñera trata de usar la crisis sanitaria para terminar con el levantamiento que ya lleva 5 meses.

Declaración de la Corriente Marxista Internacional - La siguiente declaración de la Corriente Marxista Internacional explica cómo el capitalismo ha fracasado completamente en la crisis del coronavirus y está poniendo en riesgo la vida de millones de personas. En tal situación, las medias tintas y los remiendos al sistema son inútiles. Solo medidas drásticas podrán evitar el desastre inminente.

El Coronavirus recorre imparablemente el mundo convirtiéndose en una pandemia y sacudiendo a la frágil economía del planeta ya al límite de la recesión. Con la propagación del virus se muestran las ineptitudes de gobernantes, la avaricia de la clase capitalista y el resultado de décadas de ataques a las conquistas de los trabajadores, como lo son los sistemas públicos de salud.

“Estamos frente a uno de los mayores desafíos de nuestra historia” dictaminó Iván Duque este domingo, 15 de marzo, refiriéndose a la alarma sanitaria que enfrenta el país por el aumento en los casos de personas infectadas con el virus COVID-19. La enfermedad, declarada ya como pandemia por la OMS, ha cruzado el océano y sobrepasado nuestras fronteras para instalarse en tierras colombianas.

El desarrollo exponencial de contagio por el virus del Covid-19 ha orillado a una gran parte de los países del mundo tomar medidas drásticas en mayor o menor medida sobre la ciudadanía. Reconocemos que muchas de las medidas que se han tomado desde el gobierno central pueden ayudar a disminuir los impactos del azote del virus en nuestro país, pero manifestamos que las medidas pueden resultar estériles si no van acompañadas con medidas más contundentes contra las empresas irresponsables que quieren mantener a toda costa sus ganancias.

Frente a la sumisión de los gobiernos ante la gran patronal, sólo la clase obrera puede garantizar la lucha efectiva contra la pandemia- ¡¡Los trabajadores de Mercedes Vitoria, IVECO Valladolid, los trabajadores de la construcción de Amazon Dos Hermanas, Balay, Aernova, Continental… se plantan ante la falta de medidas de prevención en los centros de trabajo y marcan el camino!!

Los acontecimientos se mueven a escala mundial a una velocidad vertiginosa. El nuevo coronavirus (COVID-19) ha puesto en marcha una reacción en cadena, que está deshaciendo cualquier apariencia de estabilidad en un país tras otro. Todas las contradicciones del sistema capitalista están saliendo a la superficie.

La crisis del coronavirus es más grave en Italia que en cualquier otro lugar de Europa. Esto muestra el fracaso crónico del gobierno, cuya respuesta hasta ahora ha sido totalmente inadecuada, y que está tratando de desviar la carga económica de la emergencia sobre los trabajadores.

La crisis sanitaria generada por la epidemia del coronavirus COVID-19 ha puesto el planeta patas arriba y alterado la vida cotidiana de cientos de millones de personas, particularmente en los países capitalistas desarrollados y China, origen de la infección. Cierre de extensas áreas geográficas y de ciudades, suspensión de clases en todos los niveles de la enseñanza, limitaciones a la actividad laboral en numerosos sectores, prohibición gubernativa de reuniones masivas y de manifestaciones, reducción significativa de la vida social y cultural, entre otras, son las consecuencias de una epidemia que afecta a más de 130.000 personas en todo el mundo y que ha dejado hasta el momento cerca

...