Goodyear, Air France - Llamamiento a la solidaridad internacional

El último12 de enero, ocho ex empleados de Goodyear, incluyendo cinco delegados de CGT, fueron condenados a dos años de prisión, de los cuales 9 meses son en condena firme.

Oficialmente, esta pena castiga su participación en el "secuestro" de dos altos ejecutivos de Goodyear, durante 30 horas, en enero de 2014. Después de siete años de lucha contra el cierre de su fábrica en Amiens, los trabajadores se enfrentaron al mutismo de su dirección, que se negó a responder a sus demandas. Al retener a los dos ejecutivos en las instalaciones de la fábrica, los trabajadores intentaron lograr la discusión que les era negada.

Los dos representantes de Goodyear no fueron víctimas de maltrato; podían llamar; tenían comida y bebida.

La fábrica cerró. Más de 1.100 trabajadores perdieron sus puestos de trabajo. La mayoría hoy son desempleados. Desde el cierre, hubo 12 muertes entre los despedidos (9 por enfermedades y 3 por suicidios), pero también ha habido divorcios, familias rotas y viviendas vendidas.

Es contra esta catástrofe social que los trabajadores de Goodyear lucharon con valentía. Y es, obviamente, por haber luchado y resistido que fueron condenados el 12 de enero, a petición del fiscal, es decir, del representante del gobierno. Se trata de una decisión política, asumida y defendida al más alto nivel del Estado. El objetivo es muy claro: intimidar a toda la clase obrera francesa, hacerle entender que debe someterse de forma pasiva al vandalismo de la Patronal - o enfrentarse a sanciones muy severas. Nunca, bajo la Quinta República, los sindicalistas habían sido condenados a penas de prisión en firme debido a sucesos ocurridos durante la movilización, ya que es de eso de lo que se trata.

En Octubre pasado, ya el gobierno Hollande había tratado de "canallas" a los trabajadores de Air France que se movilizaron en contra de la propuesta de eliminar 2.900 puestos en la empresa. A raíz de la famosa camisa rota del Jefe de Personal de dicha empresa, la dirección de Air France despidió a cinco empleados, que también serán juzgados en la Corte el 27 de mayo.

Una vez más, el gobierno y la Patronal quieren dar una lección a todos los empleados en el país. Quieren infligir una dura derrota a los que osen rebelarse contra la regresión social, que va a continuar e intensificarse. Nuevas ofensivas se están preparando en contra de las condiciones de vida y trabajo de la masa de la población. Esta es la razón fundamental de la sentencia del 12 de enero.

El estado de emergencia y la propaganda reaccionaria que los principales medios de comunicación quieren convertir en permanente, desde los ataques del 13 de noviembre, han creado un clima que el gobierno considera favorable para la criminalización de la actividad sindical. La respuesta de todo el movimiento obrero debe ser masiva y decidida. El éxito de la petición de la CGT Goodyear muestra el potencial.

Los compañeros de Goodyear apelaron; ellos son libres hasta un nuevo juicio. Debemos seguir movilizándonos, para romper el yugo del silencio mediático, explicar los hechos y su significado político en todas las empresas y todos los barrios. Hay que movilizar a los estudiantes de secundaria y la juventud.

¡Ninguna sanción contra los cinco compañeros de Air France y los ocho de Goodyear! ¡La lucha sindical no es una actividad criminal!

También hay que organizar la solidaridad internacional. La Corriente Marxista Internacional (CMI), de la cual Révolution es su sección francesa, está difundiendo el presente llamamiento a nivel internacional y está recogiendo firmas entre los trabajadores, sindicalistas y militantes de izquierdas. A continuación se muestra una lista de los primeros signatarios. Dondequiera que esté presente, la CMI dará a conocer lo más ampliamente posible la situación de los compañeros de Air France y Goodyear. Hacemos un llamamiento a los trabajadores y jóvenes activistas de todo el mundo a firmar el presente llamamiento y, por tanto, exigir al Gobierno francés que renuncie a las sanciones contra los compañeros de Air France y Goodyear.

Para firmar el llamamiento, por favor envíe un e-mail a la siguiente dirección: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.