Cabe preguntarse, ¿cómo llegamos a esto?, ¿cómo un gérmen de 200 nanómetros ha puesto de rodillas al mundo?.  Se han elaborado varias explicaciones al fenómeno en curso, desde las más conspirativas en que COVID 19 sería un arma biológica que habrían hecho escapar a propósito en el contexto de la pugna sino estadounidense hasta las más esotéricas o bíblicas. Todas encuentran algún nicho en las distintas corrientes de pensamiento hoy en el mundo. Lo cierto es que la versión original se encontraría en la interacción hombre naturaleza, en la cual aquél ha trastocado la relación de equilibrio en los ecosistemas destruyendo el hábitat y provocando la pérdida de la preciada fauna y flora. Así nos hemos acostumbrado a presenciar osos, mapaches, zorros, serpientes, y todo tipo de animales muy cercanas a los poblados. 

Durante la última semana, el imperialismo estadounidense ha decidido escalar en sus niveles de agresión contra el gobierno venezolano. A las acusaciones por narcotráfico a Maduro y 13 altos funcionarios del Estado de Venezuela, la detección de un nuevo plan de terrorismo y magnicidio gestado desde territorio colombiano (https://luchadeclases.org.ve/?p=8007), el anuncio de la administración Trump de un nuevo plan transicional en nuestro país -sin Maduro y sin Guaidó- con un levantamiento paulatino de las sanciones económicas (https://luchadeclases.org.ve/?p=8010), ahora se suma el despliegue de fuerzas navales de EEUU en las cercanías a las costas venezolanas en el Caribe, con la excusa de una «operación antidrogas».

Mientras la pandemia de COVID-19 continúa, nos dicen: "el virus no discrimina - ricos y pobres por igual, estamos todos juntos en esto". Sin embargo, la realidad es que la élite privilegiada, que goza de una relativa seguridad, espera que los trabajadores se arriesguen a infectarse para que ella siga obteniendo beneficios. Este virus está exponiendo la naturaleza podrida y despiadada del sistema capitalista, donde la prioridad son los beneficios y no las vidas humanas.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!