Nuevamente hay escasez y aumento de precios de algunos alimentos básicos, como azúcar, aceite, papa. En la madrugada del sábado había filas kilométricas de comerciantes y amas de casas esperando poderse abastecer a un precio justo de estos alimentos básicos en las oficinas de EMAPA a lo largo del país. Todo esto ocurre a pesar de las prohibiciones a las exportaciones. Precisamente esta nueva crisis de abastecimiento y de precios en el país demuestra el fracaso de los intentos de reglamentar la producción desde el Estado buscando orientarla al abastecimiento del mercado interno. El caso del azúcar es en este sentido el más indicativo.