El martes por la mañana, los sindicatos de trabajadores de PIA desafiaron la prohibición del gobierno de la actividad sindical, y continuaron con la huelga que estaba planeada contra la privatización de la compañía estatal. A diferencia de los anteriores enfrentamientos, el gobierno trató de utilizar una débil excusa legal como arma. En base a una ley de 1952 (que restringe las huelgas en sectores administrados por el Estado, NdT), el gobierno anunció la aplicación de dicha ley en PIA por un período de seis meses, prohibiendo las actividades sindicales en todo el país dentro y fuera de los grandes aeropuertos.

Menos de un cuarto de hora después de la apertura, el mercado de valores chino fue cerrado por un apagado automático. Esto sucedió dos veces la semana pasada por las súbitas caídas de más del 7%. Este mecanismo  "interruptor" fue impuesto por el gobierno hace sólo 5 meses después de pérdidas igualmente bruscas. El gobierno ha suspendido esta medida por ahora, no porque se haya reencontrado con la confianza de los inversores, sino como un giro más profundo de pánico.

Durante el año pasado, cientos de miles de personas en el sudeste de Turquía, han visto destruidas sus poblaciones y barrios de origen en una serie de ataques indiscriminados y violentos por parte de las fuerzas armadas turcas. Miles de personas inocentes han sido encarceladas y cientos de hombres, mujeres y niños asesinados en una sangrienta guerra civil librada por el régimen de Erdogan contra el pueblo kurdo en Turquía.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!