La victoria arrolladora del partido nacionalista hindú BJP y el auge vertiginoso de Narendra Modi como líder populista han sorprendido a un gran número de analistas seculares y liberales en la India y el resto del mundo. En realidad, esperaban ingenuamente que los resultados fuesen en contra de las predicciones de los medios y los gurús burgueses.

Este año, el 33º congreso de The Struggle (La Lucha) despertó una gran expectación. La llegada al poder de la derechista Liga Musulmana de Nawaz Sharif marcó el comienzo de una nueva ofensiva contra la clase trabajadora, y The Struggle y el PTUDC (movimiento por la defensa de los sindicatos de Pakistán) han estado en la vanguardia de la lucha contra estos ataques.

El 18 de marzo, frente a la Duma de Moscú, el presidente ruso Vladimir Putin pronunció un discurso desafiante anunciando la anexión de Crimea, después de que un referéndum hubiera confirmado el domingo pasado que la gran mayoría de la población de Crimea se mostraba a favor de incorporarse a la Federación rusa. Inmediatamente después de su discurso, las autoridades de Crimea firmaron un tratado que ponía en práctica esa decisión, que estaba en proceso de ratificación por el Parlamento de Rusia, en el momento de escribir este artículo.

Conforme Ucrania se desliza más profundamente hacia el caos, el sonido de los tambores de guerra se hace oír cada vez más fuerte. El sábado, el presidente Vladimir Putin se aseguró la autoridad del parlamento para enviar el ejército ruso, y no sólo a Crimea, sino también a la propia Ucrania.

Marcas de artículos de lujo como Louis Vuitton, Rémy Martin y Bentley han publicado informes de caídas, tanto en el crecimiento como en los beneficios en el período reciente, tras haber alcanzado máximos históricos. Que las ventas de artículos de lujo hayan estado en auge en un período de recesión mundial en los últimos años, constituye algo notable en sí mismo. Este fenómeno contradictorio, y su más reciente declive, pone de manifiesto un determinado aspecto de la crisis capitalista.

Seis meses después de la elección del nuevo Comité Permanente del Buró Político de China bajo la presidencia de Xi Jinping, ha quedado muy claro que los próximos diez años bajo su mandato no se parecerán a la relativa estabilidad social y al rápido crecimiento de los diez años pasados. El carro no seguirá rodando por el mismo camino.  Xi Jinping y el Partido Comunista de China están en una encrucijada, enfrentados a ese dilema clásico de todas las clases dominantes - ¿abrirse a reformas democráticas o tomar medidas drásticas ante el crecimiento de la disidencia?

El 9 de octubre se cumplió un año desde que el sereno valle de Swat (Pakistán) fue repentinamente abrumado por el dolor y la angustia, ante el ataque bestial a Malala Yousafzai y otras colegialas en la camioneta que las conducía de la escuela a sus casas, cuando rodeaban un punto de control del ejército en medio de una zona de insurgencia fundamentalista.

Apenas unas horas antes del comienzo de las conversaciones de paz entre los talibán y la delegación de EE.UU. en Qatar, el impredecible presidente afgano Karzai suspendió las conversaciones sobre un acuerdo de seguridad a largo plazo para mantener a las tropas estadounidenses en Afganistán después de que la OTAN abandone el país en 2014.

El recuento en los cuatro centros de votación de Waziristán del Sur fue descaradamente manipulado. Al candidato marxista al Parlamento, Alí Wazir, se le ha robado su victoria. Pero mientras que el Parlamento es el objetivo final para los carreristas políticos corruptos, para los marxistas la campaña fue sólo un paso en la lucha contra el podrido sistema capitalista.

Desde que se celebraron las elecciones generales de Pakistán el 11 de mayo, las fuerzas de la reacción han estado maniobrando para tratar de negarle a un candidato elegido democráticamente el lugar que le corresponde como representante electo del pueblo de Pakistán. Mañana es un día importante en este proceso, ya que será testigo de cómo estas fuerzas reaccionarias harán todo lo que puedan para robarle la victoria a los marxistas.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!