Oriente Medio

El martes 10 de junio, el grupo fundamentalista islámico ISIS capturó Mosul, una de las principales ciudades en el norte de Irak y luego se dirigió al sur hacia Bagdad, capturando varias ciudades importantes en el camino. Cientos de miles de personas ya han huido por temor a sus vidas bajo el dominio de este grupo reaccionario. Este fantasma de la barbarie creciendo en el horizonte, es el resultado directo de las aventuras cínicas del imperialismo estadounidense.

274 mineros han sido declarados muertos* y hasta un centenar están aún atrapados bajo tierra después de una explosión en una mina de carbón de Turquía, en la ciudad occidental de Soma. El accidente revela la despiadada explotación y la desigualdad extrema que hay detrás del crecimiento económico de la última década.

La suerte está echada. Abdel Fattah Al Sisi, comandante en jefe del ejército y Ministro de Defensa de Egipto presentó su dimisión del cargo ministerial que ocupa y anunció que se presentará como candidato a las elecciones presidenciales de las que probablemente saldrá ganador.

Con sus imponentes rascacielos, grandes bulevares, imponentes centros comerciales, discotecas, playas y brillantes luces, Dubai es uno de los santuarios más seguros del capital global. Libre de impuestos, es la morada de la mayor parte de los evasores de impuestos del tercer mundo, advenedizos corruptos y capos de la mafia. Esto hace de Dubai el buque insignia de los Emiratos Árabes Unidos, que es una alianza federal de los dueños (jeques) de siete Estados pequeños. Los medios de comunicación burgueses, sin embargo, muestran sólo el lado bueno de Dubai y de la capital, Abu Dhabi.

El levantamiento espontáneo de las masas sirias, inspiradas por los acontecimientos de Túnez y Egipto, ha degenerado en un baño de sangre sectario. Privados de una dirección revolucionaria, los comienzos prometedores se han transformado en una tragedia. Por otro lado, los zig-zags hipócritas y belicosos del imperialismo  EEUU son una farsa total y absoluta, y gráficamente  ilustran los límites del poder de EEUU.

Los tambores de guerra de Washington están sonando con su melodía macabra de manera ruidosa, anunciando un inminente ataque de EE.UU. a Siria. En el Reino Unido, su fiel escudero, Cameron, se hace eco de buen grado de este llamamiento. Se espera que el Parlamento respalde la opción militar en una reunión de emergencia convocada para el Jueves 29 de agosto. La intervención imperialista directa marca un cambio fundamental en la situación de Siria después de que la espiral de guerra civil sectaria haya borrado el potencial revolucionario de las protestas contra el régimen que se desataron en enero de 2011 por los acontecimientos de la primavera árabe.

Las fuerzas de seguridad egipcias han desmantelado y aplastado sangrientamente los campamentos de protesta de los partidarios de la Hermandad Musulmana (HM), levantados en la plaza de Al-Nahda y Raba'a al-Adawiyya en El Cairo, centros de reagrupamiento y movilización de sus fuerzas después del derrocamiento de Morsi. Esto marca otro cambio drástico de la situación en la revolución egipcia.

Morsi ha caído. El magnífico movimiento de las masas ha demostrado una vez más al mundo entero el verdadero rostro del pueblo egipcio. Esto demuestra que la revolución, que muchos incluso en la izquierda creían haberse estancado, todavía posee inmensas reservas sociales.

En el momento de escribir estas líneas cientos de miles de iraníes invaden las calles para celebrar la victoria de Hassan Rouhani, en las elecciones presidenciales. Fotos de celebraciones de masas en todo Irán están circulando en internet. Este es un desafío abierto a Jamenei y a todo el aparato de seguridad del régimen que recibió una derrota humillante en las elecciones.

Dos días de enfrentamientos y barricadas en las calles siguieron al esfuerzo brutal de la policía para despejar la plaza Taksim y el parque Gezi de manifestantes, frente a la demostración de fuerza de Erdogan con manifestaciones masivas en Ankara y Estambul. Cinco sindicatos y colegios profesionales diferentes convocaron para hoy, 17 de junio, una huelga de protesta.

La declaración de Obama de que los EE.UU. van a intensificar su apoyo a los rebeldes en Siria representa un cambio en la situación. El anuncio de la Casa Blanca significa que los EE.UU. van a suministrar ayuda militar directa a la oposición siria por primera vez. El portavoz Ben Rhodes no dio detalles sobre la ayuda militar, aparte de decir que sería "diferente en alcance y escala a lo que hemos proporcionado antes."

Una vez más las elecciones presidenciales iraníes han tomado un giro imprevisto. Después de excluir a todos sus críticos y competidores más obvios de la carrera, Jamenei había pensado que podía asegurar una campaña electoral pacífica ganadora para su candidato elegido a dedo. Pero contrariamente a sus cálculos, sus acciones recientes han abierto grietas aún más profundas en la camarilla gobernante. Su débil intento de forzar la unidad dentro del régimen ha dado lugar a que su fracción salga la más débilitada en la carrera. Al mismo tiempo, la campaña de Hassan Rouhani ha visto un aumento repentino de popularidad con cientos de miles de jóvenes descontentos en sus

...

El magnífico movimiento de los trabajadores y la juventud de Turquía es una inspiración para el mundo entero. Lo que comenzó como una protesta pacífica en contra de la tala de árboles en un parque para facilitar la construcción de un centro comercial se ha convertido en una ola de protestas masivas contra el cruel y reaccionario régimen de Erdoğan, que ha adquirido dimensiones insurreccionales.

La revolución siria que estalló en marzo de 2011 formaba parte de la ola revolucionaria más amplia que se extendió a través de todo el mundo árabe. La Corriente Marxista Internacional apoyó esta revolución sin reservas, a pesar de sus deficiencias. Desde entonces, sin embargo, debido a la falta de una dirección revolucionaria, lo que era una expresión genuina de las masas, ha sido secuestrado por elementos reaccionarios que mantienen una agenda muy diferente.

Dos procesiones funerarias se convirtieron hoy [Lunes 26 de noviembre] en protestas masivas en las calles de Egipto. Durante los últimos 5 días miles de personas han salido a las calles para protestar contra un decreto anunciado por el presidente egipcio, Mohamed Morsi, que le permite gobernar más o menos autocráticamente. Los hechos han mostrado públicamente la verdadera naturaleza de la Hermandad Musulmana, que una vez dijo ser representante de la democracia en Egipto. Al mismo tiempo, estos hechos demuestran que ninguna de las contradicciones que llevaron a la revolución han sido resueltas y que debajo la superficie se está preparando una nueva ola revolucionaria.

Una barata y cruda película anti-islámica titulada La inocencia de los musulmanes, producida y promovida por reaccionarios fundamentalistas cristianos en los Estados Unidos y difundida en Internet en julio, ha dado lugar a manifestaciones en muchos países de todo el mundo, incluyendo ataques a las embajadas de EEUU que en el caso de Libia condujeron al asesinato de cuatro diplomáticos de Estados Unidos en el consulado de EEUU en Benghazi. Analizamos por qué está sucediendo todo esto.

Cuando los combates se extienden a las dos principales ciudades sirias (Alepo y Damasco), el movimiento de masas, de manera general, ha sufrido un reflujo en los últimos meses dando paso a una guerra de guerrillas armadas dirigida por el Ejército Libre de Siria (ELS). Así que las preguntas que debemos hacernos son ¿Adónde va Siria? y ¿qué resultados dará la revolución o lo que queda de ella?

El candidato de los Hermanos Musulmanes, Mohammed Mursi, ganó las elecciones presidenciales de Egipto con el 51,73% de los votos. Ahmed Shafiq, el candidato de las fuerzas armadas, obtuvo el 48,27%, según la comisión electoral. Sin embargo, estas cifras deben manejarse con precaución.

La segunda ronda de las elecciones presidenciales fraudulentas de Egipto se celebrará el 16 y 17 de junio. En la elección, Ahmad Shafiq, uno de los antiguos ministros de Mubarak, se enfrentará a Mohamed Morsi de la Hermandad Musulmana. Los marxistas no pueden ofrecer ningún apoyo a ninguno de estos candidatos, los cuales representan a las fuerzas de la contrarrevolución. Sin embargo, el grupo egipcio llamado Socialistas Revolucionarios ha decidido hacer justamente eso, y es un grave error.

Un joven y brillante revolucionario nos ha dejado. Anas Benani, alias Yayha Benhamza, murió en un accidente de autobús el domingo 27 de mayo cuando iba de viaje al partido de fútbol de su equipo favorito el "Magreb de Tetuán '. Un accidente de coche raramente suele ser un accidente en las carreteras marroquíes. Es probablemente una de las cosas más previsibles que ocurren cuando se conduce en el país.

Una de las principales características de una situación revolucionaria es la manera tan repentina con que puede cambiar el estado de ánimo de las masas. Los trabajadores aprenden rápidamente sobre la base de los acontecimientos. Y los acontecimientos de las últimas 24 horas demuestran que los jóvenes y trabajadores de Egipto están aprendiendo rápido.

Tal como reportamos anteriormente, la situación en Siria se intensifica. En las últimas semanas, las masas tomaron el control de la ciudad de Zabadani y todas las fuerzas del régimen huyeron. Desde entonces, un Consejo local revolucionario democráticamente electo tomó el poder en el pueblo y está operando de acuerdo a la voluntad del pueblo.

Publicamos el artículo de Hamid Alizadeh, escrito justo antes de las Navidades, conmemorando el aniversario de la muerte de Mohammad Bouazizi, que fue el pistoletazo de salida para el inicio de la revolución árabe. En el artículo se lleva a efecto un balance de fuerzas del conjunto del proceso.

Acontecimientos dramáticos han sacudido el ya tormentoso escenario de Siria en el último mes: huelgas, manifestaciones en el centro de Damasco, ataques a la sede de los servicios de inteligencia y la condena de la Liga Árabe. El régimen sirio parece más débil que nunca y bastante agotado, y un equilibrio de fuerzas favorable a la revolución parece ser la nueva realidad. La entrada en escena de una milicia de masas es un cambio importante en la situación que no sólo preocupa al régimen, sino también a la oposición burguesa y a sus aliados imperialistas.

El viernes pasado más de un millón de jóvenes, trabajadores y pobres egipcios se reunieron, una vez más, en la plaza Tahrir. Las masas se han levantado una vez más, en un intento por eliminar los restos del régimen de Mubarak, que sigue en el poder. No muy lejos de Tahrir, en la plaza Abbassiya, no más de un par de miles de personas se reunieron en una manifestación patética en apoyo al CSFA. Para los escépticos que no creían en la revolución, esto debería ser una clara demostración de la verdadera correlación de fuerzas que existe. Pero al mismo tiempo, la revolución claramente se enfrenta a obstáculos, no de fuerzas externas, sino de sus propias contradicciones internas.

Los acontecimientos en Egipto se están desarrollando a gran velocidad. Al igual que en los últimos días de Mubarak en febrero de este año, estamos viendo batallas diarias en las calles de El Cairo y de otros lugares. Las masas egipcias están decididas a llevar la revolución hasta el final. El choque entre la revolución y la contrarrevolución está provocando una crisis dentro de todas las fuerzas políticas, conforme las bases se mueven instintivamente hacia la revolución y los dirigentes vacilan y tratan de contener a las masas.

En el momento de escribir estas líneas, la revolución y la contrarrevolución están enfrentándose en las calles de Egipto. La Plaza Tahrir de El Cairo ha vuelto a ser el punto focal de la revolución. El fin de semana se produjeron enfrentamientos, una vez más, en la plaza Tahrir cuando la policía trató de dispersar a los activistas que exigían el fin del régimen militar.

5 de septiembre: El sábado 3 de septiembre, las masas de Israel anunciaron de forma inequívoca que no se dejarían desviar ni dividir por el viejo truco de la clase dominante de “divide y vencerás”, ni que tampoco permitirían que su movimiento perdiera fuelle  en el calor del verano, como lo demostró el medio millón de personas que salieron a las calles para exigir justicia social y la revolución.

Casi siete meses después de la caída de Mubarak, la revolución en Egipto está lejos de terminar. El viejo régimen sigue en el poder y las masas sienten que la revolución se les escapa de las manos. Todo ha cambiado, y sin embargo todo sigue igual. Sin embargo, la ira de los trabajadores y de la juventud no ha desaparecido, como indica la reciente oleada de huelgas.

1 de septiembre: Este artículo fue escrito días antes de la multitudinaria movilización del 3 de septiembre en Tel Aviv y otras ciudades israelíes que agrupó a cerca de medio millón de personas, la movilización popular más grande desde que comenzó el movimiento de protesta en Israel, en el mes de julio. No obstante, su análisis mantiene plena actualidad

Hace 24 horas, las calles de Trípoli estaban llenas de sonidos de júbilo. Ahora están llenas de los sonidos de tiroteos. La batalla real por Trípoli ha empezado.

Hay escenas increíbles en Tel Aviv. El sábado 7 de agosto, más de 300.000 salieron a las calles de una ciudad con una población de menos de medio millón. Otras manifestaciones también tuvieron lugar el sábado, con 30.000 en Jerusalén, y miles más en otras ciudades del país.

En el prólogo a nuestro nuevo libro, "Revolución hasta la victoria - La revolución árabe: un análisis marxista", Alan Woods destaca el método de análisis marxista que nos permitió predecir la revolución egipcia con varios años de antelación, así como la creciente inestabilidad de los despóticos regímenes del norte de África y Oriente Medio. Compárese esto con la completa falta de comprensión de lo que estaba a punto de suceder por parte de muchos de los "expertos" burgueses.

16 de mayo: La oleada revolucionaria que se extiende como un reguero de pólvora por Oriente Medio ha adquirido una nueva dimensión con la irrupción de las masas palestinas a lo largo de las fronteras de Israel el pasado fin de semana. Cada 15 de mayo, los palestinos conmemoran el Día de la Nakba (catástrofe) de la declaración de independencia del Estado de Israel el 15 de mayo de 1948. En los últimos años, las protestas se han caracterizado por los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad israelíes y jóvenes palestinos lanzando piedras, pero ayer fue la primera vez que la conmemoración tuvo un carácter más generalizado y combativo.

El levantamiento revolucionario de las masas sirias ha dejado confundido y perplejo a mucha gente en la izquierda siria. Muchos de los llamados "progresistas" y de "izquierda" han adoptado una actitud negativa hacia el movimiento revolucionario;, en algunos casos llegando incluso a repetir la propaganda del régimen con respecto a "una conspiración imperialista", "musulmanes extremistas" y “agentes provocadores". Pero todo esto malinterpreta completamente la situación.

Decir que una revolución ha comenzado no quiere decir que se haya completado, y mucho menos que la victoria esté asegurada. Es una lucha de fuerzas vivas. La revolución no es un drama de un solo acto. Es un proceso complicado, con muchas alzas y bajas. El derrocamiento de Mubarak, Ben Alí y Gannouchi marca el final de las primeras etapas, pero la Revolución no ha logrado aún completamente el derrocamiento del viejo, mientras que este último aún no ha logrado restablecer el control.

25 de marzo: El 19 de marzo, los egipcios votaron por amplia mayoría en un referéndum a favor de una serie de enmiendas a la Constitución. Sin embargo, sería un error ver los resultados de esta votación como un respaldo a la política del Consejo del Ejército, que busca contener la revolución y volver a la normalidad capitalista con el menor número de cambios posible.

En la fase inicial las reivindicaciones de la revolución son de carácter democrático ¡Por supuesto! Después de 30 años de dictadura brutal, la juventud aspira a la libertad. Evidentemente, sus aspiraciones democráticas pueden ser objeto de abuso por parte de los políticos burgueses, que sólo se interesan por sus futuras carreras en un parlamento “democrático”. Pero nos vemos obligados a asumir las reivindicaciones democráticas y a darles un contenido claramente revolucionario. Esto llevará inevitablemente a la reivindicación de un cambio aún más fundamental en la sociedad.

28 de Marzo: A medida que el régimen sirio desplegaba una brutal represión a lo largo del fin de semana, recibíamos varias cartas de socialistas sirios que dan algunas visiones interesantes del tamaño del movimiento y de los efectos que está teniendo en el régimen.

La Revolución Árabe es una fuente de inspiración para trabajadores y jóvenes de todos los lugares. Ha sacudido a todos los países de Oriente Medio y el norte de África hasta sus cimientos y sus reverberaciones están sintiéndose en todo el mundo. Estos dramáticos acontecimientos marcan un punto de inflexión decisivo en la historia humana. Estos acontecimientos no son accidentes aislados del proceso general de la revolución mundial.

Tras la brutal masacre contra los manifestantes yemeníes perpetrada por el régimen de Sanaa el viernes 18 de marzo, la revolución ha conseguido avanzar en el Yemen. El aparato estatal está dividido y la mayor parte del ejército se ha vuelto contra el Presidente Saleh. Al ver que la represión no logró sus objetivos, la elite gobernante y las potencias imperialistas están tratando desesperadamente de encontrar una alternativa “segura”. Pero no va a servirles para detener la revolución.

Los dramáticos acontecimientos en el mundo árabe representan un punto de inflexión en la situación internacional y en la historia mundial. No es algo aislado, sino una manifestación de la crisis global del capitalismo, que está haciendo grietas en su punto más débil. Es una verdadera inspiración para millones de personas en todo el mundo, y una respuesta a los escépticos, cobardes y renegados que se reían con desprecio de las masas y de la clase obrera.

Lunes, 21 de febrero 2011: En la naturaleza, un terremoto es seguido por réplicas. Estas pueden ser tan catastróficas en sus efectos como la explosión original. Lo que estamos presenciando es el mismo fenómeno en lo que se refiere a la sociedad y a la política. El terremoto revolucionario en Egipto y Túnez ha enviado sacudidas sísmicas a las partes más distantes del mundo de habla árabe. Argelia, Marruecos, Libia, Sudán, Bahréin, Jordania, Iraq, Yemen, Kuwait, Djibouti... la lista es cada vez más larga, no de día en día, sino de hora en hora.

La cúpula militar egipcia se ha hecho cargo de la dirección del país y, al mismo tiempo que promete una transición hacia la "democracia" en algún momento, está más preocupada a corto plazo sobre lo que considera "caos y desorden". Es decir, preocupada no sólo por las manifestaciones que han sacudido las principales ciudades de Egipto, sino por algo mucho más peligroso en su opinión: la creciente oleada de huelgas.

Presentamos a continuación una resolución de solidaridad, votada por unanimidad en la reunión del sábado pasado del Frente Bicentenario de Empresas bajo Control Obrero: Nosotros, trabajadores de fábricas ocupadas, consejos de trabajadores y sindicatos revolucionarios, reunidos el día 12 de febrero del 2.011 en la ciudad de Caracas, levantamos nuestra voz en solidaridad con los hermanos trabajadores de Egipto que acaban de derrocar la tiranía de Hosni Mubarak.

11 de febrero:¡El tirano ha caído! En el momento de escribir estas líneas, Hosni Mubarak ha dimitido. Esta es una gran victoria, no sólo para el pueblo de Egipto, sino para los trabajadores de todo el mundo. Después de 18 días de continuas movilizaciones revolucionarias, con 300 muertos y miles de heridos, la tiranía de 30 años de Hosni Mubarak ya no existe.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!