América Latina

Más de 400 personas de 235 empresas recuperadas por los trabajadores y 20 centrales sindicales, participaron en el 1er Encuentro Latinoamericano de Empresas Recuperadas por los Trabajadores, en Caracas del 27 al 29 de Octubre. Ésta fue en realidad una reunión histórica, la primera vez que trabajadores implicados en ocupaciones de fábricas en diferentes países se reunían para discutir los problemas a los que se enfrentan.

En el mes de Setiembre del 2005, Orlando Chirino, coordinador nacional de la UNT, visitó Gran Bretaña. La campaña internacional Manos Fuera de Venezuela le entrevistó sobre los orígenes y funcionamiento de la UNT, el debate sobre el socialismo del SXXI, las experiencias de control obrero, y la organización de la solidaridad con la revolución bolivariana.

Así inicia su andadura política el peronismo, encaramado al poder por la entrada en escena de la clase obrera. En los años siguientes Perón se propondría como el árbitro entre las clases, conteniendo a la clase obrera en los marcos del capitalismo pero al precio de expropiar a la burguesía el control del aparato del Estado y de que ésta hiciera importantes concesiones a los trabajadores.

La historia de aquellos años todavía sobrevive en la memoria colectiva como los mejores en las condiciones de vida de los trabajadores. Argentina era entonces la décima potencia industrial del mundo y la enorme demanda de carne y trigo de Europa después de la 2ª Guerra Mundial permitió a Perón otorgar concesiones muy importantes a los trabajadores.

La tragedia se extiende en el Sureste de México como resultado del paso del huracán Stan; sus resultados se dejaron sentir en Oaxaca, Puebla, Guerrero y, sobre todo, Michoacán, Chiapas y Veracruz; se estima, hasta el momento de escribir estas líneas, que los afectados directa e indirectamente rondan los dos millones y medio de persona.

Un día sábado a finales de 1975, un grupo de unos 3 camaradas: José Avendaño, Josefina Mujica y Ricardo Galíndez, que previa discusión había decidido publicar un periódico tamaño 1/18 de 4 páginas, en multígrafo, se enrumbaron hacia la zona industrial 1 y más precisamente hacia la empresa UNIVENSA, la primera elegida para empezar un trabajo político sindical a nivel de fábricas.

En la ultima trinchera de combate del Che Guevara, en la Bolivia de la revolución, es muy probable que el Movimiento Al Socialismo (MAS) con su discurso de nacionalización del gas y su estrategia de defensa de la “democracia” gane las elecciones generales de diciembre. Ante esto es un menester que los marxistas revolucionarios nos dotemos de una política correcta hacia el movimiento político de los trabajadores.

De verdad no lo pensamos nunca. Nos han sometido por años a tanta injusticia; se ha esmerado tanto la última administración de Estados Unidos en hacernos padecer de desesperanza crónica y es tanto el odio concentrado el que se destila desde esas autoridades hacia la revolución cubana, que el día 9 de agosto constituyó para nuestro pueblo un verdadero milagro.

Más de uno lloró de emoción en Cuba al recibir la noticia. Sólo una razón muy poderosa podría provocar lágrimas a un pueblo recio y curtido en mil batallas. Si en determinados momentos de su historia su llanto enérgico y viril ha hecho temblar a la injusticia, ahora este afloraba para celebrar una decisión que hace valedera la justicia.

Los pasados 6 y 7 de agosto se celebró en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires el Encuentro Nacional Sindical cuyo objetivo inicial era acordar el lanzamiento de una Corriente Sindical de oposición a las actuales direcciones burocráticas del movimiento obrero, dotada de un carácter democrático y antipatronal, y opuesta a la conciliación de clases practicada por los dirigentes de la CGT y la CTA.