La escalada de precios sigue su ritmo constante, el desempleo se encuentra en un 11% de base, la inflación interanual supera el 57% y la capacidad ocupada industrial es de apenas el 47%. En lo que va entre diciembre de 2015 y marzo de 2017, en la Argentina cerraron 3.198 empresas, es decir siete por día. Estos datos reflejan la magnitud de la recesión que campea en la actualidad y explica el crecimiento del desempleo a dos dígitos, especialmente en las grandes urbes.

Durante los días 6 y 7 de julio la militancia del Bloque Popular Juvenil (BPJ), sección Salvadoreña de la Corriente Marxista Internacional (CMI) celebró en San Salvador su décimo primer congreso ordinario con la participación de camaradas de México y Honduras, y también de representantes de movimientos sociales como el Frente Amplio de Resistencia 1932 (FAR 32), ALGES y STISSS. El congreso es un espacio necesario para hacer un balance periódico de la intervención que realizamos dentro del contexto de la lucha de clases en nuestro país y también se evalúa el trabajo organizativo desarrollado de manera interna, el congreso también es la máxima autoridad de la organización en la toma de decisiones relacionadas con el trabajo organizativo.

Tras el fracaso del débil levantamiento golpista del 30 de abril, el gobierno y la oposición han realizado diversas rondas de diálogo, contando con la supuesta «mediación» del gobierno de Noruega y la Unión Europea. Tales conversaciones marcan una relativa y momentánea distensión en la disputa político-institucional que se lleva a cabo desde enero, donde los trabajadores no cuentan con voz y voto y sus intereses constituyen monedas de cambio en la puja por el poder en Venezuela. En el marco del mismo proceso, el Ejecutivo, como gestos de “buena voluntad”, ha permitido la liberación del diputado de la AN Gilbert Caro -capturado en 2017 con material de guerra, de la jueza María Lourdes Afiuni –responsable directa de la fuga del bandido Eligio Cedeño, e incluso también el muy extraño “escape» del asesino Iván Simonovis.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!