Lo que empezó como una protesta contra el paquetazo del FMI impuesto por el presidente Lenin Moreno se ha convertido en una insurrección nacional que plantea la cuestión de quién gobierna el país. La enorme movilización de masas ha obligado al gobierno a huir de la capital Quito, a cerrar la asamblea nacional y ha empezado a resquebrajar las fuerzas armadas. Para avanzar, el movimiento debe plantearse la cuestión del poder.

El movimiento en Ecuador contra el paquetazo de Lenín Moreno y el FMI que se inició el 2 de octubre ha alcanzado proporciones insurreccionales. El estado de excepción declarado el viernes y la utilización de la policía y el ejército (1 muerto, decenas de heridos, cientos de detenidos) no ha parado el movimiento de obreros, jóvenes y campesinos. En algunas provincias se han asaltado las gobernaciones y la poderosa organización indígena CONAIE ha declarado su propio estado de excepción. Ayer, lunes 7 de octubre, ante la llegada de las columnas indígenas a la capital Quito, Lenín Moreno se vió obligado a evacuar el palacio presidencial y trasladar el gobierno a Guayaquil. Obreros y campesinos se preparan para la huelga general del miércoles 9 de octubre. El gobierno pende de un hilo.

“El dinero es el valor general de todas las cosas, constituido en sí mismo; ha despojado, por lo tanto, de su valor peculiar al mundo entero, tanto al mundo de los hombres como a la naturaleza”

Karl Marx (1843)

Desde el espacio, en persas imágenes satelitales se pueden observar las columnas de humo y partículas en suspensión, ascendentes y oblicuas por sobre la matriz del bosque tropical más extenso y perso biológicamente del mundo: la Amazonia.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!