En las últimas semanas salió a la luz la crisis del Partido Obrero de Argentina. Unos de sus principales dirigentes, Jorge Altamira, denuncia su expulsión junto a Juan Ferro y Marcelo Ramal. Los diferentes escritos que circulan en papel impreso y por las redes sociales, no dan cuenta solo de la crisis del PO, sino que en sus fundamentos expresa una crisis que atraviesa al conjunto de la izquierda argentina.

La violación de una mujer menor de edad por parte de elementos de la policía en la Ciudad de México, la manipulación de pruebas en la investigación por parte de la Procuraduría General de Justicia (videos editados o presentados de manera parcial), decir ante la opinión pública que la compañera violada mintió en sus declaraciones, aunado con la actitud indolente de la Procuradora y las declaraciones irresponsables de la Jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum ha provocado la indignación del sector más activo del movimiento de mujeres, que en los últimos años se han manifestado contra los feminicidios y la ola de violencia que recorre el país.

Con gesto de incredulidad y de no entender mucho lo que estaba sucediendo, el Presidente Mauricio Macri junto a su gabinete, reconoció no solo la derrota en la casi totalidad del país sino, además, haber realizado una pésima elección.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!