En otra escandalosa provocación, el 11 de enero, Estados Unidos decidió designar a Cuba como “Estado patrocinador del terrorismo”. La declaración, firmada por el secretario de Estado Mike Pompeo, se produce cuando a la administración Trump le quedan menos de 10 días en el cargo. No tiene ninguna base en la realidad y está claramente motivado por cálculos políticos cínicos y agresión imperialista.

En la madrugada del 30 de diciembre se votó y aprobó la ley de interrupción voluntaria del embarazo. Primero, se aprobó en la Cámara de Diputados y, luego, pasó al Senado, obteniendo 38 votos a favor, 29 en contra y 1 abstención. La Ley establece que una mujer u otras identidades, en ejercicio de sus derechos humanos, con capacidad de gestar tienen derecho a decidir voluntariamente y acceder a la interrupción de su embarazo hasta las catorce (14) semanas, inclusive, del proceso gestacional.

En los últimos meses se ha escrito corrido sobre el aporte solidario por única vez a las 9.000 o 12.000 fortunas más grandes de Argentina. La fundamentación del gobierno sobre la iniciativa parlamentaria ha tenido varias aristas que resultan por lo menos engañosas en tanto como son presentadas, mientras que la hipocresía en la oposición ha sido moneda corriente con una serie de fundamentos que tan solo suenan lamentables.