La captura y asesinato del coronel Gadafi ha sido descrita profusamente por los medios de comunicación en todos sus detalles sangrientos. Con la muerte de Gadafi y la toma de Sirte el Consejo Nacional de Transición está hablando de la formación de un gobierno de transición. El CNT es reconocido por las potencias imperialistas cuyos intereses representa. Sin embargo, muchos libios de a pie miran con desconfianza justificada al CNT y a sus amos imperialistas.

La captura y asesinato del coronel Gadafi ha sido descrita profusamente por los medios de comunicación en todos sus detalles sangrientos. Con la muerte de Gadafi y la toma de Sirte el Consejo Nacional de Transición está hablando de la formación de un gobierno de transición. El CNT es reconocido por las potencias imperialistas cuyos intereses representa. Sin embargo, muchos libios de a pie miran con desconfianza justificada al CNT y a sus amos imperialistas.

La ola revolucionaria que barrió el norte de África y Oriente Medio, derrocando, o desestabilizando los regímenes establecidos, fue vista como un desastre por las potencias imperialistas. Y con razón. La estabilidad de estas dictaduras era de vital importancia estratégica para el imperialismo. Servían para aterrorizar a las masas del mundo árabe. Facilitaban la explotación de los trabajadores y el saqueo de los recursos de la región. Lo mismo ocurría en Libia, donde, inicialmente, el levantamiento del 19 de febrero en Bengasi constituía una extensión de la revolución en Egipto y Túnez. Sin embargo, en el curso posterior de los acontecimientos, la revolución libia quedó desviada en provecho de los objetivos estratégicos de las potencias imperialistas.

El final llegó de repente y sin avisar. En el momento decisivo el régimen de Gadafi se derrumbó como un castillo de naipes. La pasada noche, las calles de Trípoli se llenaron de una alegría desatada cuando las fuerzas rebeldes ocuparon la Plaza Verde de Trípoli. Los rebeldes libios ondearon banderas de la oposición y dispararon al aire como muestra de júbilo tras alcanzar la plaza principal de la ciudad en las primeras horas del lunes. Hasta ahora, esta gran plaza estaba reservada para las manifestaciones cuidadosamente orquestadas para homenajear a Muamar Gadafi. Ahora estalló en celebración después de que las tropas rebeldes penetraran el centro de la capital libia.

Hacemos un llamado a todos nuestros lectores para apoyar la campaña pública en defensa de más de 200 trabajadores de Pasta Dangote en Ikorodu, Lagos (Nigeria), despedidos desde agosto de 2010 por negarse a renunciar a su afiliación al sindicato de trabajadores creado en su empresa. Subrayamos que, por este motivo, los organizadores sindicalistas principales fueron seriamente golpeados y las familias de estos trabajadores están sufriendo terriblemente, como consecuencia de estas acciones por parte de la administración de la empresa.

Ofrecemos una breve reseña histórica del desarrollo del régimen de Gadafi desde el nacionalismo burgués árabe de los primeros días, del período del llamado “socialismo islámico”, hasta el período reciente de apertura a la inversión extranjera, con importantes concesiones a las empresas multinacionales y el inicio de privatizaciones generalizadas.

Lo que comenzó como una auténtica revolución en contra de Gadafi, ha sido usurpado por elementos burgueses reaccionarios. En el Consejo Provisional, y ahora en el recién formado Gobierno Provisional, han sido promovidos a posiciones de liderazgo representantes directos de los intereses imperialistas.

18 de marzo 20111:  Ayer, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votó por imponer una zona de exclusión aérea sobre Libia con 10 votos a favor y 5 abstenciones. La resolución de la ONU autoriza a los Estados miembros a "tomar todas las medidas necesarias ... para proteger a los civiles y las zonas habitadas por civiles bajo la amenaza de ataque en la Jamahiriya [República Popular] Árabe Libia, incluyendo Bengasi, excluyendo al mismo tiempo una fuerza de ocupación extranjera de cualquier tipo en cualquier parte del territorio libio".

En América Latina ha habido mucha discusión sobre los acontecimientos en Libia. Este artículo explica la postura de la Corriente Marxista Internacional, que es de apoyo al levantamiento del pueblo libio y de oposición a cualquier intervención del imperialismo. También examinamos críticamente las posturas adoptadas por Hugo Chávez y Fidel Castro.

Tras el levantamiento de las masas populares en Marruecos, el día 20 de febrero, que salieron a las calles para protestar contra la opresión, el aparato de represión monárquico ha organizado, en sus distintas facetas, una campaña de represión salvaje, dejando numerosos muertos, heridos y detenidos, entre ellos uno de los luchadores de la Liga Comunista de Acción que ha sufrido una tortura salvaje, tras su secuestro en el barrio universitario, que acabó con una fractura en la pierna y rotura de bazo, por lo que tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Cientos de miles de personas marcharon hoy por las calles de las principales ciudades y pueblos de Túnez contra el Gobierno Gannouchi y exigiendo una Asamblea Constituyente. Según la juventud revolucionaria que ha tomado la iniciativa de estas manifestaciones, en la capital de Túnez marcharon 250.000, y otros 100.000 en otras ciudades (vídeo de la manifestación en Sfax). Una fuente policial en Túnez dijo que la cifra de manifestantes en la capital era de "más de 100.000". La Media Luna Roja dijo que se trataba de "la manifestación más grande desde la caída de Ben Ali".

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!