site-campaign-small

Venezuela: Entrevista a Jesús Pino - Sobre la situación en SIDOR, la mafia de las cabillas y el Control Obrero

PrintE-mail

El destape de la mafia de las cabillas ha revelado los problemas enquistados de burocrácia y corrupción en las empresas básicas, que solamente se puede combatir con el Control Obrero. Conversamos sobre estos temas con Jesús Pino, Miembro de equipo Nº 9 del Plan Guayana Socialista y del Frente Socialista de Trabajadores Siderúrgicos (SIDOR).

Jesús PinoJesús Pino LC; Queremos que nos hagas un balance de la situación del control obrero en SIDOR a un año de que el presidente Chávez anunciara su construcción.

JP; Primero que nada, quien habla es Jesús Pino miembro del plan Guayana y coordinador de la "Universidad Bolivariana de los Trabajadores Jesús Ribero" en Sidor y miembro del Frente Bolivariano de Trabajadores Siderúrgicos. El 15 de mayo de 2010, el Presidente de la República se reunió con los que formamos parte del Plan Guayana Socialista y después de analizar los informe, los miembros del Plan Guayana Socialista presentamos un informe de cómo ir avanzando con la construcción de un nuevo modelo gestión de las empresas.

Entonces se decide el 15 de mayo del año pasado nombrar a varios presidentes trabajadores entre ellos a Carlos D'Olivera, como presidente trabajador de Sidor y otros directivos en las empresas básicas de Guyana, un balance en relación a esto, a partir de ahí, nos activamos, iniciamos un proceso en Sidor de discusión con los trabajadores y trabajadoras en función de armar las mesas de trabajo del Control Obrero de tal manera esa mesas fueran fuente de organización de los trabajadores y trabajadoras.

Estas no se ejecutaron con la rapidez que deseamos, Sidor es una planta bastante complicada con más de 18 departamentos y un sin número de departamento, digamos se hace bastante difícil alcanzar el objetivo de armar mesas en todos los departamento de la empresa, sin embargo estamos trabajando, en esto está un comité propulsor de Control Obrero.

Se ha estado dando información a los trabajador en conclusión a la mesa n° 9 del Plan Guayana Socialista, el año pasado comenzamos un proceso de sensibilización con los trabajadores y trabajadoras de Sidor de tal manera pudiéramos comenzar a discutir con el método de la Pedagogía Crítica Radical; ¿Qué cosa es control obrero? ¿Cómo ven los trabajadores el control obrero y los consejos de trabajadores en la empresa? y ¿Cuales serían los mecanismos estructurales en el Control Obrero en Sidor?

Esto lo hemos estado haciendo de manera exitosa, teníamos un plan de formación de alrededor de 2.800 trabajadores Siderúrgicos y lo alcanzamos y lo superamos. Recientemente elaboramos un plan con los trabajadores para discutir el tema del plan de transición, que también se está discutiendo en las mesas del Plan Guayana Socialista. Nos reunimos para hacer esa discusión, de como pasar de lo que tenemos actualmente de las estructura que tenemos In-funcionales Capitalistas a una estructura donde el colectivo pueda tomar decisiones. En eso estamos en este momento, creo que el balance a pesar de que no tenemos digamos todos los logros, así de una manera contundente, podemos decir que el balance es bastante positivo.

LC; ¿Como una empresa como Sidor estructurada, organizada bajo la filosofía del capitalismo, puede trascender la cultura de explotación a una cultura Socialista y como va a hacer ese del futuro de la nueva Sidor?.

JP; Sin embargo lógicamente queremos resaltar que es un tema que tenemos que discutir, de cómo hacer esa transición y que tiene que ser una transición. Posiblemente algunos pensaran que hablar de transición es un justificativo para que algunos sectores se mantengan en el poder burocrático, eso pudiera pasar desde el punto de vista digamos, cómo ir avanzando hacia construir una forma de interrelacionarnos diferente.

Lógicamente por eso es necesario la formación. ¿Porque es necesario la formación? Porque los trabajadores estamos acostumbrado a tener un jefe que nos diga y nos de las directrices de cómo comportarnos, de cómo trabajar etc. Es de lo que se trata ahora, es que los trabajadores, eso que hacían los jefes, pudiéramos hacerlo en colectivo, lo que hacía un gerente, lo que hace un jefe de departamento etc. rompiendo con esa caracterización que hizo el sistema capitalista de ir segregando el conocimiento, entonces el conocimiento lo segregaron en esa pirámide taylorista, los trabajadores formaban parte como maquinas del proceso productivo y lógicamente arriba había un grupo muy pequeño y muy elitesco, quienes tomaban y toman decisión.

La intención ahora es colectivizar la toma de decisiones, que las y los trabajadores podamos ejercer un papel protagónico en este proceso de cambio que estamos ejecutando en nuestras empresa, una transición para que los trabajadores nos auto-formemos en planificación, presupuesto de todo lo que sea necesario tomar.

LC; Un tema que está en el tapete hoy en Guayana, es la situación del caso de las cabillas. ¿Qué podrías aportarnos sobre esta situación irregular?

JP; Fíjate nosotros desde el Frente Revolucionario de Trabajadores Siderúrgicos, tenemos aproximadamente más de dos años haciendo denuncias en relación a esas mafias y de cierto métodos. A veces uno pierde la perceptiva, no se veía desde el gobierno central a pesar de que habíamos llevado información tanto a diputados, como a ministros e incluso a la Fiscalía y no veíamos que se tomara alguna acción y eso de cierto modo nos tenia digamos un poco desalentado.

Sin embargo nosotros desde la visión del Control Obrero, desde la visión que el presidente el 15 de mayo dijo "Me las juego con los trabajadores" en función de eso nosotros dijimos, aquí hay que activar la contraloría social y nosotros desde esa contraloría, era justamente comenzar a revisar lo que estaba pasando en la planta y qué cosa podían entorpecer para que nosotros nos transformáramos en una empresa eficiente y que pudiéramos ir avanzando a un nuevo modelo productivo.

Bueno, nos conseguimos con una traba, como este elemento actualmente encarcelado, el señor Luis Velásquez ex-director de comercialización de Sidor. Desde el principio, desde que el propio ministro Sánz lo trajo, nosotros comenzamos una batalla contra ese elemento, para que no estuviera aquí.

Ya teníamos antecedentes en los años 2003 y 2004. Él se inició aquí, trabajamos con él desde que era un muchacho, pero hacia actividades en contra del proceso revolucionario y del presidente Chávez. Nosotros se lo hicimos saber al ministro Sánz, pero no se tomaron las medidas correspondientes y en vez de darle un correctivo de desincorporarlo de las funciones que estaba ejerciendo como funcionario público, más bien se le fueron dando otras atribuciones: como director de comercialización de Sidor, estuvo en la transición de Cemex, en la transición de Orinoco Iron, en la transición de Matesi, ahora en Briqven y otras responsabilidades.

Eso nos desalentaba, porque decíamos ¿con quien contamos? A pesar de eso, seguimos adelante, seguimos buscando pruebas, conversando con gente de afuera que lo conocía. Con esto, no quiero particularizar este tema. Cuando hablamos de la mafia, no es un solo elemento, éste está concatenado con otros elementos, otros factores. Incluso acaban de apresar a una persona con el presunto vinculo de comercializar las cabilla entre Venezuela y Colombia, con lo cual se señala que no es una mafia de una sola persona.

Por eso no podemos particularizar, no puede ir la cosa por ahí, meten preso a unos y salen otros tentáculos, y siguen la cosa. ¿Nosotros qué hicimos? Creamos una sala situacional de la cabilla y ¿por qué de la cabilla? Porque consideramos que es un elemento fundamental para el proceso de la construcción de las viviendas que el presidente lanza al aire. Que sin estas cabillas, no va a ser posible lograr este objetivo y el pellejo del presidente de la república y de este proceso revolucionario está en juego con ese plan de vivienda.

Así lo consideramos nosotros. Le dimos fuerza a esa sala situacional, de tal manera que pudiéramos ver todo: desde el proceso de los insumos para la fabricación de la cabilla hasta el proceso de producción y comercialización. Comenzamos a ver lógicamente otros elementos, la cabilla en la calle no se conseguía, Sidor vende la cabilla a 26 BsF y en la calle se consigue hasta en 80 BsF.

Comenzamos a denunciar todas estas cosas. Otro elemento era que para satisfacer la necesidad de la construcción de vivienda no podíamos seguir con el esquema de seguir dándole el 80% de la producción de la cabilla al sector privado y que al sector de la construcción que está construyendo el plan de vivienda solamente le quedara el 20%.

Todo esto lo fuimos denunciando, recopilando información, lo denunciamos y bueno llegamos al jueves 16 de junio, cuando la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), a la cual nosotros, le damos un respaldo total, inició este proceso de allanamiento de averiguaciones y creemos que ésta es una orden del Presidente de la República lo cual nos fortalece.

Nos da la esperanza de que efectivamente bajo el Control Obrero nosotros vamos a poder sanear nuestras empresas-unidades de producción y que esto nos va a ayudar lógicamente a desentrañar todas estas mafias que está en el sector hierro, del acero como el sector de aluminio. Yo creo que aquí lo que se trata, un poco parafraseando a Karl Marx, es que los proletarios de Ciudad Guayana nos unamos, que esto no es una lucha de Sidor, que esto no es una lucha de Alcasa.

Allí tenemos el caso que está viviendo el camarada Elio Sayago, Presidente-Trabajador de Alcasa, porque no solo son mafias capitalista, hay trasnacionales como la Glencore y otros, el sector corrompido, podrido sindical, que también está entorpeciendo este proceso que estamos llevando.

En el mes de mayo pasado realizamos en Guayana específicamente en Sidor, el I Encuentro Nacional de Control Obrero y Consejos de Trabajadores y Trabajadores. Este encuentro debe servir para que todos entiendan lo que está sucediendo en Guayana y entendamos una vez por todas el llamamiento que hace el presidente Chávez, "Que hay que unirse, que no hiciéramos todos lo contrario, que comencemos a fraccionarnos".

LC; Sidor se encuentra en una situación inedita en la implantación del Control Obrero. Ustedes acaban de derrotar parcialmente a una mafia poderosa, la denunciaron. Nosotros creemos, como ustedes, que el control obrero sirve para abrir los libros de contabilidad de la empresa, presentar rendición de cuentas, de lo que se gasta, de lo que se vende y lo que queda en banco ¿Cómo ve el Frente esa coyuntura y como va a afectar en el futuro?

JP; En principio queda claro, que no hemos derrotado esa mafia, la mafia esta vivita y coleando. Solo le hemos desarticulado unas de sus piezas fundamentales, que está actualmente desactivada. Esperemos que no haya presiones políticas desde cúpulas del gobierno, para que las investigaciones no sigan su curso normal. Pero no pensamos que hemos derrotado la mafia, hemos asestado un golpe importante, eso sí, pero no hemos derrotado la mafia. Efectivamente estamos convencidos en que si seguimos la vía del Control Obrero seguiremos el saneamiento de nuestra empresa.

El Frente Revolucionario desde la administración pasada cuando estaba Miguel Álvarez como presidente ejecutivo, insistimos mucho, que era necesario que las cuentas de la empresa estuvieran a la vista de los trabajadores y nos conseguíamos con una pared, cuando nos decían que eso no era posible.

Ahora se abre un abanico de posibilidades, con la llegado del presidente-trabajador Carlos D'Olivera, de poder nosotros discutir lo que está ocurriendo. Porque aquí tenemos sectores que se hacen llamar del proceso revolucionario y los voy a decir con nombre y apellido de manera responsable: Alianza Sindical, bajo la figura autocrática de José Meléndez, a pesar de que salen declarando en medios incluso oficiales de que están con el proceso, hacen todo lo contrario en la práctica.

Para que podamos avanzar en unidad en este proceso, en la medida en que nosotros discutamos el tema con los trabajadores entre todos lo que está ocurriendo, desarmaremos todas esas posiciones. A veces hacen cosas increíbles con el afán de crear una situación de caos en la empresa.

Hoy precisamente están paralizando una de las áreas mas importante de la empresa, como lo es laminado en caliente, estos sectores de Alianza Sindical a los cuales hay que denunciar de manera pública. A medida que los trabajadores nos organicemos y comencemos a discutir lo que realmente ocurre en la empresa, la realidad concreta, sin ninguna corta pisa. No como antes cuando se decía que "esto es estratégico, que esto no lo pueden saber los trabajadores".

Los trabajadores tiene que saber todo lo que está pasando en su empresa, tienen que conocer todas sus cuentas y tener la capacidad de entender, por eso anteriormente hablé de la formación para los trabajadores. Ese es el camino que debemos de seguir para lograr el éxito en la construcción de una empresa socialista.

LC; José, ¿como está en este momento la situación sindical? Sabemos que aquí la mayoría la tienen factores revolucionarios, ¿cómo se ve el panorama para las futuras elecciones sindicales? Desde Lucha de Clases consideramos que la oposición a nivel nacional está muerta, que la lucha está dentro del proceso revolucionario, contra factores burocráticos, socialdemócratas que están allí y por eso decimos tajantemente que la lucha está dentro del proceso.

JP; Yo diría que no podemos subestimar al enemigo. Políticamente no podemos decir que la oposición esta derrotada, cuando le damos armas a la oposición, como lo es la ineficiencia de nuestros gobernantes. Si nosotros tuviéramos en el gobierno diez Chávez más, estaríamos en el camino de decir que la oposición estaría derrotada.

Pero vemos al presidente solo, como un Quijote luchando contra la ineficiencia y corrupción. Mientras estén esos flagelos que están allí no podríamos decir que la oposición está derrotad. En el caso particular de Ciudad Guayana y específicamente Sidor, sabemos que hay gente que saca panfletos en descrédito de compañeros revolucionarios, son gente que dicen ser revolucionaria, que se visten de rojo, que andan con chaqueta roja.

Nosotros pudiéramos decir que en el caso de Guayana, como es caso del camarada Elio Sayago, no es justamente desde la oposición que el Control Obrero está teniendo oposición, son sectores que se presentan como que están dentro del proceso revolucionario. En el caso de Sidor, particularmente, la representación de la oposición, es la Unidad Matancera, pero ellos no tienen una perspectiva en Sidor.

Aunque nosotros no somos sindicalistas, viéndolo desde el punto de vista político, sin embargo tenemos esa fuerte, digamos y muy descarada actitud de ese sector Alianza Sindical, que vienen haciendo un trabajo de zapa, buscando algunas debilidades de nosotros, que cometemos lógicamente errores, para hacer ese tipo de panfletos que sacan en los portones. Lo que deberían hacer, si somos realmente revolucionarios camarada, es sentarnos a discutir independientemente de las diferencia, como podemos saldar esas diferencias, si verdaderamente el objetivo es el mismo.

En el caso de Alianza Sindical tenemos una actitud de esta naturaleza. Por otro lado, con el Movimiento Orinoco, en estos momento estamos en conversaciones. Ellos muestran una apertura, una intencionalidad independientemente de que en el pasado manifestaron estar en contra del Control Obrero. Mas allá de los errores, nos podemos sentar a discutir qué cosas podemos hacer en conjunto, por eso salimos el lunes pasado a hacer una declaración en conjunto con ellos.

Estamos abiertos a discutir con todos los factores revolucionarios, a discutir y a construir algo histórico y diferente. Como lo señalan ustedes, estamos en una coyuntura histórica, no se dan cuenta, se quedan en lo minúsculo, se quedan en el árbol y no ven el bosque. Nosotros estamos obligados históricamente de ir mas allá, desechando cuestiones particulares y diría yo nimiedades políticas, para seguir avanzando, viendo el objetivo, el horizonte que tenemos desde el punto de vista histórico.

Fuente: Lucha de Clases (Venezuela)

Home » Spanish » América Latina