El fraude electoral se ha consumado. La burguesía ha puesto en marcha todo su aparato ideológico para justificarlo; los medios impresos y la televisión no dejan de repetir a cada instante que “las elecciones fueron ejemplares”, ahora nos dicen que se deben respetar los resultados y reconocer al ganador.

Durante el tercer informe de gobierno Vicente Fox declaró: “La contienda electoral de 2006 está abierta, desde ahora está abierta”, para algunos esta declaración en fecha tan temprana podría haber sólo una muestra de su conocida discapacidad mental,que ya lo han hecho famoso internacionalmente, no obstante la expresión mostraba en realidad el deseo de la burguesía por asegurar una sucesión adecuada a sus necesidades.