Con órdenes judiciales y órdenes de prisión contra los dirigentes de la fábrica que está bajo control obrero, la decisión es pasar la administración a un interventor controlado de los antiguos patrones. El interventor nombrado por el juez ha despedido a 50 trabajadores, empezando por todos los miembros del Consejo de Fábrica elegidos en asamblea.

La Campaña Internacional Manos Fuera de Venezuela junto a otras organizaciones manifestó su apoyo a la no-renovación de la licencia a RCTV y su repudio a la escalada golpista de la oligarquía venezolana y el imperialismo. Reportes con fotos y video de Madrid y México.