El pasado 5 de junio ETA ha finalizado el alto el fuego que proclamó en marzo de 2006. En su comunicado, ETA afirma su decisión de reactivar "todos los frentes" y la vuelta a la actividad armada para "superar la actual división institucional y construir un Estado independiente".