Cuando la Asamblea de Trabajadores de Sanitarios Maracay decidió no sólo tomar la empresa sino poner esta a producir y vender los productos en el portón de la empresa ni el patrón ni sus títeres que intentaban dividir la lucha y crear un sindicato patronal podían imaginar que apenas un mes después los propios trabajadores gestionando la empresa bajo control obrero lograrían no sólo mantener esta operativa sino generar recursos suficientes para financiar la lucha y al mismo tiempo pagar una parte de l de las utilidaes y aguinaldo navideño que el patrón les quería negar.