"Los marxistas entendemos que en estos momentos la prioridad está en prepararnos contra la represión y que para enfrentarla debemos formar un frente único lo más sólido posible. Su expresión más concreta y efectiva será la Huelga General, pero no olvidamos que aún una Huelga General exitosa sólo es un paso en el camino por la transformación social. Por ello debemos continuar manteniendo la difusión de un programa socialista y revolucionario para enfrentar la represión y la miseria a la que nos está cstá condenando este sistema capitalista."

El decreto de nacionalización del gas anunciado en Bolivia por Evo Morales el pasado primero de mayo ha tenido la virtud de desatar, simultáneamente, la euforia de las masas bolivianas y la ira y las críticas más cínicas y desvergonzadas por parte del imperialismo, de las oligarquías latinoamericanas, y de las clases pudientes del mundo en general.