Al igual que en 1988, la actual lucha contra el fraude electoral se ha trasformando en un destacado capitulo de la historia de la lucha de los que queremos que las cosas cambien para salir de la miseria contra aquellos, la burguesía y sus partidos el PAN y el PRI, que pretenden que las cosas sigan iguales para que sus multimillonarias fortunas sigan creciendo a costillas nuestras.