El 8 de octubre se cumplen 40 años del asesinato del Che Guevara a manos del ejército boliviano. Pese al tiempo transcurrido, la clase dominante no pudo matar el ejemplo de lucha y heroísmo que, para millones de jóvenes y trabajadores en todo el mundo, representa el gran revolucionario latinoamericano.