El resultado del referéndum de la reforma constitucional está siendo utilizado por la burguesía venezolana y el imperialismo para lanzar una intensa ofensiva política. El eje de esta campaña es el llamado  a una supuesta "reconciliación" nacional, al diálogo "entre todos los venezolanos" y la negociación gobierno-oposición.

El anuncio de la posible liberación de tres retenidos por las FARC, la ex diputada colombiana Consuelo González de Perdomo, la ex candidata a la vicepresidencia del país Clara Rojas y el hijo concebido por ésta durante su cautiverio, el niño Emmanuel, han mantenido en vilo a millones de personas en todo el mundo (y en especial en los dos países hermanos bolivarianos, Colombia y Venezuela) durante los últimos días del año 2007 y el inicio del 2008.

La perspectiva para el nuevo año es clara para todos: o el movimiento obrero, campesino e indígena de Bolivia que ha protagonizado esta década de insurgencia popular del país puede afirmar definitivamente sus intereses en el campo económico, político y social, o la oligarquía y el imperialismo destruirán el país, antes que perder su dominio.