El desmoronamiento de la dictadura de Batista y la victoria de la guerrilla desataron una dinámica de polarización política que hundía sus raíces en intereses sociales confrontados, en odios sociales acumulados durante décadas. Fue una conmoción que afectó a la psicología de todas las clases sociales provocando un huracán cuyas fuerzas motrices tenían una gran independencia de los propios protagonistas políticos de aquel efervescente momento histórico.

El pasado sábado 8 de diciembre se realizó la conferencia por la unificación de los marxistas en las instalaciones de Inveval, fábrica bajo control obrero. Estuvieron presentes camaradas de la Corriente Marxista Revolucionaria (CMR) y los camaradas del Grupo Trotskista por la Reconstrucción de la Cuarta Internacional (GTRCI). También participaron invitados de los batallones del PSUV y un grupo de estudiantes de Bolivia que actualmente cursan estudios en Venezuela.