Sob nossa direção política na Cipla, reduzimos a jornada de trabalho para 30 horas semanais, sem reduzir salários nem direitos. Nenhum defensor dos interesses da classe dominante pode tolerar que continuemos com este combate que mostrava na prática que os patrões são parasitas, desnecessários, e que a classe operária pode governar ela mesma.

A pesar del ambiente de represión y coerción reinante durante los días previos, se efectuó en la ciudad de Joinville, Brasil, el pasado día Miércoles 13 de junio, el programado acto de rechazo y denuncia a la intervención policial y fascista de la empresa de plásticos CIPLA, que se encontraba bajo control de los trabajadores desde hacia 4 años y medio.

Al medio día del martes 12 de junio se realizó una marcha por las calles aledañas a la embajada Brasileña en México. También en la Embajada de Brasil en Madrid, se reunió una delegación de solidaridad con los trabajadores de Cipla, encabezada por el Sindicato de Estudiantes, con un representante de dicha embajada.