Los acontecimientos recientes en Irán han remarcado el hecho de que el movimiento desatado en junio no fue un hecho aislado. Marcó el comienzo de un proceso revolucionario que no se detendrá hasta que este régimen tan repudiado sea derrocado. Ha habido alzas y bajas, pero la dirección es clara. Lo que el movimiento de masas requiere ahora es la intervención decisiva de la clase trabajadora organizada. Esto es en lo que los marxistas insisten en la situación actual.

En los últimos días estallaron de nuevo manifestaciones masivas en Irán. Millones salieron a las calles y llegan noticias de gente tomando el control de las calles, comisarías de policía ardiendo e, incluso, de policías que se niegan a disparar contra los manifestantes. Estos pueden ser los últimos días del odiado régimen de la República Islámica de Irán. Si estuviera presente una dirección revolucionaria, podrían contarse las horas de la República Islámica. Publicamos este artículo con una gran cantidad de informes de testigos sobre el terreno.

El 4 de noviembre Irán se vio sacudido de Nuevo por manifestaciones de masas. Normalmente este día es utilizado por el régimen para celebrar el aniversario de la ocupación de la embajada norteamericana en Irán. Las masas utilizaron ese día para movilizarse contra el régimen, gritando consignas como: "Muerte al dictador", revelando un deseo más profundo de ver el final de este régimen.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!