La crisis mundial del capitalismo está conduciendo a un profundo cuestionamiento de las estructuras, las instituciones, los políticos y los partidos de la sociedad burguesa. Desde Grecia a Italia, Brasil a Turquía, desde Egipto a Irán, la conciencia de las masas está experimentando una profunda transformación.

Hay eventos que marcan la historia y el imaginario colectivo más allá de los límites del espacio y el tiempo o del mismo valor que se le atribuye en su propia época. El golpe de Estado en Chile en 1973 es uno de ellos, desde mucho más antes de haber tenido que disputar a la memoria la fecha del 11 de septiembre. Es la historia de una dramática derrota que tuvo repercusiones sobre todo el movimiento obrero internacional. Hoy mismo cuando la revolución y la contrarrevolución miden sus fuerzas en el escenario de la crisis estructural y mundial del capitalismo, las lecciones de Chile son más vigentes que nunca.

Los casos de Edward Snowden, ex asesor de la CIA que develó el espionaje masivo de la agencia en Internet, del soldado yanqui Manning, que filtró a Wikileaks miles de informes secretos del gobierno de EEUU, y de Julien Assange, fundador de Wikileaks, traen a la mente un poema de Bertolt Brecht

En la primavera de 2006, millones de trabajadores inmigrantes inundaron las calles de los Estados Unidos para decir "¡Ya basta!" Un ultra reaccionario proyecto de ley de "reforma migratoria" defendido por el republicano de Wisconsin Jim Sensenbrenner fue el desencadenante, pero la frustración acumulada durante décadas, así como las peligrosas condiciones de trabajo, los bajos salarios, la discriminación, y el miedo constante a las redadas y deportaciones habían alcanzado el punto álgido. La voluntad arrolladora y la determinación para luchar desbordaron los límites "seguros" de las organizaciones tradicionales por los derechos de los inmigrantes y asociaciones benéficas sin fines de lucro.

Boston, 17 de abril 2013— Dos días más tarde, todavía aturdido por la horrible escena de dos bombas que dispersaron a las multitudes festivas que animaban a los corredores que cruzaban la línea de llegada de la 117ª marcha de la maratón de Boston, los residentes de la zona de Boston están preguntándose “¿Por qué?”

6.000 millones de dólares y más de un año de campaña más tarde, pareciera que el statu quo permanece igual. Obama sigue siendo presidente, los Demócratas controlan el Senado y los Republicanos controlan la Cámara de Representantes. En la superficie, "nada ha cambiado". A primera vista, esto es correcto. Como hemos explicado muchas veces antes, Obama y Romney son los defensores y abogados del sistema capitalista. Nada fundamental iba a cambiar, no importa quién ganara. Sin embargo, las apariencias pueden ser engañosas.

Un sol acuoso proyecta su débil luz sobre Nueva York esta mañana, después de una semana de desesperación, oscuridad y frío. Los habitantes de esta gran ciudad están despertando como en una mañana después de una pesadilla. Sin embargo, los rayos del sol no traen ningún alivio real. Las noches claras, sin nubes, anuncian la llegada del frío. Y dos millones y medio de personas aún carecen de medios apropiados para cocinar, calentarse o iluminarse. Muchos se han quedado sin alimentos. Todo el mundo está sin gasolina.

Es difícil creer que hayan pasado ya casi cuatro años desde la elección de Barack Obama. Las calles estaban llenas de coches tocando la bocina, ondeando banderas y había gritos de emoción. Lágrimas de alegría desenfrenada y alivio corrían por los rostros de muchos. Después de ocho largos años de Bush, ¡el cambio había llegado por fin! ¿O no? A medida que los meses -y la crisis- avanzaban, se hizo cada vez más claro que en todo lo esencial, la presidencia de Obama era una especie de Bush 2,0 más que un nuevo amanecer de paz y de prosperidad.

La persecución de Julian Assange representa un asalto total contra los derechos democráticos. ¿Por qué "delito" está siendo perseguido este hombre? Las autoridades suecas están tratando de obtener su extradición sobre un caso de "violación" que ha quedado expuesto ampliamente como un fraude. Ninguna persona seria va a creer por un momento que esta es la verdadera razón de la caza de brujas desatada contra el fundador de Wikileaks.

El martes 22 de mayo aconteció el mayor acto de desobediencia civil en la historia canadiense. Entre 250.000 y 350.000 jóvenes y trabajadores salieron a las calles de Montreal desafiando abiertamente la ley de excepción por la que los itinerarios de protesta requieren la aprobación de la policía con al menos ocho horas de antelación. La multitud, siguiendo un camino sin previo aviso, dio la vuelta, quebrantando el "recorrido oficial" al que se le había dado una amplia difusión en los medios.

El 2 de noviembre se desarrolló en la ciudad de Oakland una de las mas grandes manifestaciones de los últimos años, con la participación de diferentes sectores de la clase trabajadora marchando juntos para que sus demandas fueran escuchadas, logrando exitosamente el paro de labores de uno de los puertos mas importantes de EE.UU.

Decenas de miles de manifestantes se han manifestado por las calles de Nueva York en la semana pasada, desarrollándose igualmente manifestaciones en otros rincones de los Estados Unidos, en un movimiento que está en ciernes de adquirir un carácter de masas. Publicamos un artículo de Alan Woods, publicado en www.marxist.com, que analiza las movilizaciones de la última semana y sostiene la necesidad de que los sindicatos formen un partido obrero.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!