Manos fuera de Venezuela y de sus Medios de Comunicación

No renovar la concesión a RCTV es la decisión revolucionaria e irrenunciable de un pueblo que decide por sí mismo lo que mejor compete al interés social por encima de los intereses privados.

¡No al intervencionismo contra Venezuela!

Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo

No renovar la concesión a RCTV es la decisión revolucionaria e irrenunciable de un pueblo que decide por sí mismo lo que mejor compete al interés social por encima de los intereses privados. Venezuela se ha propuesto liberar a sus medios de comunicación del uso mafioso, golpista y alienante con que se han acostumbrado a lucrar los monopolios mass media burgueses. Basta ya, Venezuela ha decidido avanzar y esa decisión construye Libertad de Expresión verdadera y socialista. Se lo mire por donde se lo mire. Es una lucha revolucionaria que nos involucra a todos. No hay lugar para la indiferencia.

Los pasos que emprende Venezuela rumbo a la democratización de su espectro radioeléctrico constituyen un ejemplo y una lucha. Es indispensable la solidaridad y la asunción de responsabilidades activas para contribuir al avance del socialismo ratificado, incluso, con votos el 3 de diciembre de 2006. (7,3 millones de ciudadanos, 63 por ciento de los votos emitidos) " quienes votaron por mí lo hicieron por el proyecto socialista, de una Venezuela distinta" Hugo Chávez

No a la ingerencia de Organización de Estados Americanos (OEA)… No a la injerencia disfrazada de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH). Venezuela es una ejemplo en materia de comunicación y tal ejemplo adquiere a estas horas jerarquía internacionalista que debe ratificarse en los foros mundiales más importantes y menos complacientes con la barbarie y la miseria producidas por el capitalismo. Esta lucha venezolana no es un capricho "personal", no es una "violación de derechos" burgueses… esto es la práctica misma de una Revolución que avanza en la construcción de un Nuevo Orden Socialista y Mundial para los medios de comunicación, hasta ponerlos al servicio del desarrollo de las mejores capacidades humanas, ponerlos al servicio de la riqueza y pluralidad de ideas, al servicio del pensamiento libre de cadenas y miedos… se trata de una Revolución de la Comunicación hacia la Nueva Comunicación Socialista. Contra toda forma de alienación y hacia a la Revolución Permanente y creativa de la libertad de expresión. Está a la vista.

Manos Fuera de Venezuela y manos fuera de sus medios de comunicación sociales… socialistas. Es necesario hacer saber y sentir al pueblo venezolano, que impulsa su Revolución con esfuerzo y amor a toda prueba que en el frente de los medios de comunicación es absolutamente indispensable alcanzar un triunfo tras otro, triunfos contundentes y expansivos, triunfos que den el ejemplo a todo el mundo para activar luchas similares e idénticas en todo el mundo. Suspender la concesión a un canal oligarca y golpista no es sólo un triunfo venezolano… es triunfo de una lucha de importancia superlativa que tiene alcances extraordinarios. .

No importan las lágrimas del cocodrilo burgués ni los gritos histéricos de los amigos de los oligarcas que ocupan cargos de nivel nacional o internacional… no importa la palabrería de los "políticos" ni de los "académicos", ni los de los "periodistas" que son, y han, sido serviles a los intereses capitalistas que controlan los monopolios de la comunicación mercantil. Lo importante es que el pueblo venezolano triunfe en cada tarea que emprende y que haga suyos todos los medios necesarios para informarse e informar al mundo sus logros magníficos. Fortalecer sus medios y modos para comunicarse al interior y al exterior de Venezuela. Lo importante es la voz de un pueblo que quiere cambiar su historia y hacerse protagonista de su destino y no victima.

Lo importante, a estas horas, es comunicar la revolución hacia el Socialismo de maneras nuevas con formas de comunicación nuevas, superar los modos y los métodos viejos desvencijados, derrotar y superar las maneras y las manías de los medios de comunicación burgueses. Aprovechar, eso si, aquello que valga la pena, lo mejor y liberarlo de las garras de la "propiedad privada". Lo mejor es comenzar a trabajar hacia una comunicación distinta, fértil, amorosa, con sentido del humor fresco y con una estética que, por fin, nos exprese a todos… que exprese a la revolución socialista de Venezuela y a todas las revoluciones hermanas del mundo. Eso es lo importante.

Repudiamos una y mil veces las cualquier injerencia de la OEA y de todos sus aliados, tengan el título que tengan. Exigimos respeto por la voluntad democrática del pueblo venezolano, su presidente, sus leyes específicas en materia de comunicación y sus decisiones más revolucionarias en materia de medios de comunicación, esta vez bajo control de la Revolución, sus obreros, sus camerinos, sus estudiantes y sus mejores profesionales hacia el socialismo.

Convocamos a los trabajadores en general, a los trabajadores de los medios de comunicación en particular, a los usuarios de los medios, a los movimientos sociales de base, a los colectivos de comunicación no alienada y no alienante, a los especialistas honestos, a los docentes críticos, a los estudiantes rebeldes… a sumarse en una lucha internacional que incluya debates abiertos, declaraciones y manifestaciones públicas que hagan saber al pueblo venezolano que no está solo en esta batalla ejemplar y necesaria.

Convocamos a impulsar una Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo que haga suya la lucha de Venezuela para liberar los medios de comunicación del control mercenario de las mafias monopolicas trasnacionales; que contribuya a construir una nueva comunicación con libertad de expresión genuina, desde abajo, en todos nuestros países bajo control de los trabajadores organizados, solidarios y con un programa revolucionario hacia el socialismo. Convocamos a Repudiar enérgicamente toda intromisión contra Venezuela y a impulsar un programa Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo.

Las oligarquías ya se organizan para asestar su golpe… no nos quedemos quietos, no nos quedemos mudos, no nos quedemos incomunicados… no podemos ser ingenuos. ¡Apoyemos esta lucha venezolana ahora!.

¡Manos fuera de Venezuela!.

No habrá democracia verdadera si la comunicación sigue secuestrada por el capitalismo.

Corriente Internacional de la Comunicación hacia el Socialismo

Adhesiones: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.