La lucha de Sanitarios Maracay se extiende

Tras este éxito la UNT debe unificarse en la acción sobre la base de un plan de toma y ocupación de empresas para expropiar a los capitalistas e instaurar una economía nacionalizada y planificada democráticamente en Venezuela.

Miles de trabajadores marcharon el 8 de febrero en Caracas por la nacionalización de Sanitarios Maracay, CANTV, la electricidad del Caracas, Sidor y otras empresas

La marcha del pasado 8 de febrero fue un completo éxito mostrando el enorme potencial de la clase trabajadora venezolana. Miles de trabajadores en un ambiente de entusiasmo y confianza (Cerca de 6000) inundaron el centro de Caracas en demanda la nacionalización de Sanitarios Maracay y en apoyo a las medidas de nacionalización de CANTV, Electricidad de Caracas y la franja petrolífera del Orinoco. Pero no tan sólo eso, si no que trabajadores de otras muchas empresas se sumaron a la marcha en una movilización que pone de nuevo a la clase trabajadora en primera línea de la revolución. Esta marcha mostró también que es posible la unidad en la acción de los diferentes sectores de la UNT que han estado enfrentados los últimos meses.

La marcha estaba convocada para que comenzase en Parque Carabobo por los trabajadores de Sanitarios Maracay y la CCURA que encabeza Orlando Chirinos. A unos cientos de metros, en la Plaza Morelos estaba la convocada por la FBT, ahora FsBT (Fuerza socialista bolivariana de trabajadores), otra concentración con los trabajadores de la electricidad y otros sindicatos. Al final la marcha partió conjuntamente de la Plaza Morelos y alcanzó en Parque Carabobo a los trabajadores de Sanitarios Maracay y sindicatos del estado Aragua. La misma sin incidentes marchó en ambiente festivo hasta la Asamblea Nacional , donde se entregó un pliego de peticiones y luego se dirigió hasta la Vicepresidencia de la República y el Palacio de Miraflores donde unas representaciones de los trabajadores se entrevistaron y llevaron sus demandas. Entre los representantes de la UNT estaban Orlando Chirino, José Mora, Joaquín Osorio, Stalin Pérez, Rubén Linares, José Bodas, José Meléndez.

Al frente de esta marcha histórica estaban los trabajadores de Sanitarios Maracay demandando la nacionalización de la empresa que en una nutrida delegación de 800 obreros y sus familias acompañados de centenares de trabajadores de sindicatos de la UNT de Aragua, como Nestle, Cervecería Regional y otros muchos. Pancartas a favor de la nacionalización de Sidor, Aeropostal, cubrieron el recorrido de la manifestación entre cientos de carteles que enarbolaban los trabajadores. Cabe destacar la presencia de trabajadores de FRETECO (Frente Revolucionario de Trabajadores de Empresas en Cogestión y Ocupadas) , de las empresas recuperadas como INVEVAL, INVETEX, despedidos de INVEPAL Maracay disculpando su no asistencia los trabajadores de INVEPAL por problemas con el transporte.

Un muestra de la actitud del gobierno bolivariano hacia la cuestión de las nacionalizaciones, fue la presencia en la marcha del ministro del trabajo José Ramón Rivero, antiguo sindicalista de Guayana, que en una intervención al inicio de la misma en la Plaza Morelos, rodeado de los trabajadores respaldó plenamente la nacionalización de estas empresas y reiteró el apoyo a la clase trabajadora. "Vengo del sector sindical y estoy acá como ministro de esta revolución", dijo al inicio de la marcha frente a la estatua de Morelos. Al mismo tiempo señalo que le Presidente Chávez estaba al tanto de su presencia en la marcha y que también estaba al lado de los trabajadores.

La clase obrera vuelve a entrar en escena

Esta marcha del día 8 de febrero muestra el mismo proceso, pero sobre una base superior, al que se dio en octubre, noviembre, diciembre de 2004 y primer trimestre del 2005. Esto es la entrada en escena de la clase trabajadora de un modo organizado al frente de la revolución.

El último trimestre de 2004 se caracterizó por las enormes expectativas generadas dentro del movimiento revolucionario por la victoria en el referéndum revocatorio y la victoria en las elecciones a alcaldías y gobernadores: se hablaba entonces dentro del movimiento revolucionario de hacer la revolución dentro de la revolución como decía el presidente Chávez y de profundizar esta. En ese contexto de giro a la izquierda en el seno de la revolución es cuando se dio la lucha de los trabajadores de Venepal. La lucha contra el cierre de la papelera y por su expropiación fue uno de los ejes centrales del movimiento obrero venezolano durante esos meses. En enero de 2005 el Presidente Chávez expropia la empresa y la pone bajo el control de sus trabajadores. Le sigue en abril de 2005 CNV, (Constructora Nacional de Válvulas) y toda una serie en empresas que forman parte del proceso de lo que se llamó la cogestión revolucionaria.

Es justo en enero de 2005, al calor de la lucha de Venepal cuando el presidente Chávez empieza a hablar del socialismo y de que este es el camino que debe llevar a cabo el revolución bolivariana frente al capitalismo. Al mismo tiempo las expropiaciones y el debate sobre el socialismo impulsan a la clase trabajadora y al conjunto de las masas por todas las expectativas que genera.

Todo ello culminó en la masiva marcha del 1 de mayo de 2005, donde el eje central de la movilización de decenas de miles de obreros por las calles de Caracas fue la cuestión de las expropiaciones y de la cogestión obrera.

Ahora mismo en febrero de 2007 estamos presenciando el mismo fenómeno pero a una escala superior. La victoria electoral del 3-D ha generado enormes expectativas en el movimiento revolucionario, al mismo tiempo las propuestas de Chávez (de nacionalizaciones, PSUV, Ley habilitante , etc.) de las últimas semanas han aumentado aún más esas expectativas entre los trabajadores y el pueblo. Tenemos la lucha de los trabajadores de Sanitarios Maracay que ha culminó el pasado 14 de noviembre con la toma, el control obrero de la fábrica y la puesta en funcionamiento de la misma .Esta lucha, como mostró la marcha del 8 de febrero, esta teniendo un enorme impacto en el seno del movimiento obrero venezolano La lucha de Sanitarios es comparable a la de Venepal en 2004 pero a un nivel muy superior. En Venepal los trabajadores nunca llegaron a producir antes de la expropiación de la fábrica y nunca tuvieron el nivel de organización ni la oportunidad de estar preparados políticamente para la toma y ocupación de la empresa cosa que tuvieron los de Sanitarios Maracay. Además esta lucha se da en el corazón del eje industrial manufacturero más importante del país, el eje Aragua-Carabobo.

En ese sentido al igual que en 2005 fue la propuesta del socialismo por parte de Chávez, y las expropiaciones de Venepal y CNV son ahora las medidas de nacionalización de la CANTV, la Electricidad de Caracas , la de la franja petrolífera del Orinoco, y la insistencia en marchar al socialismo y la formación del PSUV las que han galvanizado al movimiento obrero . La CMR saluda estas medidas que son enormemente positivas para la clase trabajadora tanto en Venezuela como internacionalmente, y suponen un gran paso adelante. Después de casi dos décadas de privatizaciones y de ofensiva de la burguesía contra los trabajadores en todo el planeta estas nacionalizaciones marcan una nueva época en Venezuela , en América Latina y en todo el mundo.

Pero estas medidas del Presidente Chávez deben ser sólo el comienzo: es necesario que el gobierno bolivariano extienda las nacionalizaciones al resto de la economía, a los sectores fundamentales de la industria básica y manufacturera para planificar el conjunto de la economía democráticamente y satisfacer las necesidades de la población frente a la anarquía y el boicot capitalista. En ese sentido, para que esto se lleve a cabo es fundamental el concurso de la clase trabajadora. La clase trabajadora es el único sector de población, que aliado con las comunidades, los campesinos y pobres del país es capaz de gestionar democráticamente una economía planificada y nacionalizada. La gestión burocrática de una economía de socialista sólo puede llevar al desastre como sucedió en la antigua Unión Soviética con la degeneración burocrática de la revolución tras la muerte de Lenin tal como entre muchos otros, ha resaltado el Presidente Chávez.

La cuestión del estado

Una de las grandes tareas que tiene que resolver la Revolución Bolivariana es la cuestión del estado y de la burocracia. El aparato del estado actual es un aparato estatal burgués; pero un estado burgués peculiar en el sentido que la burguesía ha perdido el control directo del mismo. En la medida en que sigue siendo burgués es un aparato estatal hecho para reproducir y mantener las diferencias de clase y beneficiar a la clase dominante todavía en la sociedad venezolana, esto es la oligarquía capitalista que tiene bajo su control el aparato productivo y la banca del país. El estado es un instrumento desarrollado para mantener la sociedad dividida en clases y que al mismo tiempo es engendrado por la sociedad dividida en clases sociales.

El Presidente Chávez para llevar a cabo las medidas a favor del pueblo, topa con dos obstáculos: la propiedad privada de los medios de producción, industria agroalimentaria, textil, insumos básicos, etc y el obstáculo del estado burgués heredado de la IV república. En ese sentido, la ley Habilitante recientemente aprobada en la Asamblea Nacional y que dota al Presidente de la potestad de hacer leyes por decreto en toda una serie de áreas , es un intento de Chávez de superar la lentitud y la ineficacia del aparato estatal en la ejecución y desarrollo de las medidas que necesita la revolución para avanzar. El estado burgués venezolano es una rémora del pasado que amenaza el presente y el futuro de la revolución.

Sin embargo un hombre sólo no puede llevar una revolución al socialismo por muy buenas intenciones que tenga y muchas leyes que decrete. Es necesaria la entrada en acción de la clase trabajadora, la acción consciente del proletariado para que se ponga al frente de la revolución y empiece a organizar la sociedad sobre nuevas bases. Si esto no se da cualquier medida progresista en este sentido se puede revertir. Un ejemplo claro de ello es el desarrollo del proceso de expropiaciones y cogestión en 2005 y 2006.

En la medida que la dirección de la UNT no tomó con las dos manos el llamado del gobierno a tomar y ocupar empresas tanto en julio de 2005 por Chavez como en octubre de 2005 por la ministro del MILCO Maria Cristina iglesias en el encuentro latinoamericano de empresas recuperadas por los trabajadores, el movimiento de expropiaciones y cogestión quedo completamente aislado , y con ello la burocracia estatal , que como dijo Lenín tiene mil y un vínculos visibles e invisibles con la burguesía , revertió todo este proceso en su contrario. En Invepal estallaron toda una serie de conflictos entre la burocracia estatal y los trabajadores que terminaron en la intervención del gobierno y en el fin del control obrero a comienzos de 2006 .Así, a finales de 2006 la única empresa de las expropiadas en Venezuela que producía bajo control de los trabajadores era Inveval con enorme esfuerzo y paciencia de sus trabajadores ante tanta demora tras mas de 1 año desde la expropiación. En las demás, mil y un trabas burocráticas paralizaban su funcionamiento, o que este se hiciera bajo control de los trabajadores o ambas cosas. De este estado de cosas es responsables tanto la burocracia estatal burguesa heredada de la IV república y como la ha surgido en la V república. La propuesta de expropiaciones y cogestión de Chávez de disolvió en el seno del aparato estatal que revertió todas esas medidas.

Es posible unificar de nuevo a la UNT sobre la base de la lucha unitaria de la clase obrera por la expropiación de los capitalistas. ¡Tienen que existir no uno, si no cientos y miles de Sanitarios Maracay!.

Ahora en 2007 la Revolución Venezolana esta ante una situación inmejorable para que la dirección de las diferentes corrientes de la UNT aprendan de los errores de los últimos dos años y sepan canalizar todo el potencial de la clase trabajadora hacia la revolución socialista en Venezuela, esto es a la expropiación de los capitalistas, la desaparición del estado burgués y su sustitución por un estado revolucionario al frente del cual este la clase trabajadora. La tarea central de la UNT ahora mismo es la extensión de la toma de empresas y ocupaciones y su puesta a producir bajo control obrero. Tienen que existir no uno si no cientos y miles de Sanitarios Maracay. Como demostró la marcha del pasado día 8 de febrero la clase trabajadora tiene el ánimo y la disposición para ello. Incluso el gobierno bolivariano que envió al ministro de trabajo a la marcha, con el beneplácito del Presidente Chávez.¿En qué país del mundo el gobierno envía a un ministro en apoyo a una marcha a favor de nacionalizar empresas?. No le faltan ganas ni coraje a los trabajadores venezolanos sino un plan de lucha para expropiar desde la base, de un modo revolucionario a los capitalistas.

En primer lugar siguiendo el ejemplo de Sanitarios Maracay tanto los trabajadores de la CANTV o de Sidor , Aeropostal y muchas otras que estan en conflicto o demandando su nacionalización no deben esperar a la expropiación del gobierno y deben elegir ya comités de fábrica para ejercer el control obrero de la producción , como paso previo a la gestión obrera de la empresa.

Hay que formar comités de fábrica en todas las empresas públicas y privadas para ejercer el control obrero de la producción.

La UNT debería hacer una campaña nacional para extender los comités de fábrica en todas las empresas del país, tanto nacionalizadas como privadas , para instaurar el control obrero de la producción. Respecto al papel de los comités de fábrica hay sectores dentro de UNT que temen la extensión de los comités de fábrica. Equivocadamente han señalado que los comités debilitan la organización sindical de los trabajadores y la propia UNT. A estos camaradas cabe hacerles una pregunta: ¿Acaso el comité de fábrica elegido en Sanitarios Maracay en asamblea por los propios trabajadores no ha servido también para fortalecer el sindicato en la propia empresa? Desde luego que sí. No hay contradicción entre un sindicato de empresa y un comité de fábrica, si no que se complementan como bien muestra la experiencia de Sanitarios Maracay.

El debate sobre las elecciones dentro de la UNT ha paralizado al movimiento obrero

Venezolano para las tareas que demanda de él la revolución. La marcha del día 8 muestra que es posible la unidad de la UNT: dos sectores que estaban enfrentados como es la corriente CCURA como la FBT marcharon juntos por las calles de Caracas por la nacionalización de Sanitarios Maracay, CANTV , la electricidad del Caracas y Sidor y otras empresas. La CMR ha planteado que sólo es posible la unidad de la UNT sobre la base de la unidad en la lucha, en la acción. Hay que seguir por ese camino.

¡Por una jornada nacional de toma y ocupación de fábricas!

Para la CMR es necesario que la UNT organice tomas y ocupaciones de empresas masivamente en toda Venezuela, que se podría concretar en una jornada nacional de tomas y ocupaciones. Para ello es necesaria prepararlo antes con una conferencia extraordinaria de UNT sobre el socialismo, la toma de empresas y el control obrero en la que participen todos los sectores de la central y que organice ese plan de lucha. Al mismo tiempo esa conferencia elegiría una coordinación provisional de lucha que dirigiera esa jornada nacional de tomas. Sobre esa base sería posible unificar a todos los sectores de la UNT. Si esto se llevara a cabo, dentro de unos meses habría condiciones de realizar elecciones en la UNT, pero esta vez sobre la base de una dirección que se ha ganado el derecho de serlo en la lucha y como tal es reconocida por los trabajadores y sobre un avance enorme en dirección al socialismo de la clase trabajadora venezolana.

Todo ello depende de los dirigentes de la UNT. En su mano esta que no se repitan los errores de 2005 y 2006 y que este año 2007 marque el año de la revolución socialista en Venezuela con la irrupción de la clase trabajadora al frente de la misma. Si eso se da, la marcha del día 8 de febrero marcará el comienzo de un año histórico.

Join Us

Join the International Marxist Tendency and help build a revolutionary organisation to participate in the struggle for socialism worldwide!

In order to join fill in this form and we will get back to you as soon as possible.