Francia: 4 de abril, la lucha continĂșa

El descontento generalizado de le juventud y los trabajadores franceses se ha vuelto a expresar contundentemente en la calle. Los representantes del Sindicato de Estudiantes hablan desde cinco camionetas distintas, desde donde expresan su más sincero apoyo a la lucha, explicando que se debe llevar no sólo a la retirada del CPE, sino también a unas nuevas elecciones que den lugar a un gobierno de izquierdas que adopta una política socialista. 4 de abril, la lucha continúa

El descontento generalizado de le juventud y los trabajadores franceses se ha vuelto a expresar contundentemente en la calle. Comenzamos el día en la universidad de le Mirail, donde se imparten Filología, Historia y otras carreras de Humanidades. Al principio apenas hay un centenar de estudiantes, pero hay un continúo goteo, que lleva a que en el momento en que se discute la situacion del movimiento a nivel nacional esten presentes cerca de 800 estudiantes.

El debate es muy tenso, la mayoría de las intervenciones provienen de miembros de la AGET-FSE (organizacion de tendencia anarquista) que denuncian una serie de maniobras en la Coordinadora Nacional, y sobretodo a la UNEF por limitar las reivindicaciones a la cuestión del CPE. Se vierten muchas críticas contra el dirigente de la UNEF, Bruno Julliard, pues en sus intervenciones hace un excesivo énfasis en la voluntad de negociar una vez que se retire el CPE.

Durante el debate interviene también el representante del Sindicato de Estudiantes, que expresa la solidaridad del conjunto de los estudiantes del Estado español con los estudiantes franceses, y que cada vez se ve con mayores simpatías la lucha de los trabajadores y estudiantes franceses. El sentimiento de que los estudiantes no están solos en su lucha provoca un aplauso generalizado.

Aun así no podemos quedarnos toda la asamblea, pues un periodista nos ha propuesto entrevistarnos en la radio. En la entrevista nos preguntan entre otras cuestiones por la situación de los jóvenes trabajadores, pues no deja de ser paradójico que los políticos de la derecha francesa pongan como ejemplo la situación del Estado español, que ha conseguido la bajada del paro, la moderación salarial y la paz social. Pero tras todas esta fachada se esconde una de las tasas de temporalidad de toda Europa, así como unas condiciones que provocan más de 1000 muertos al año en accidentes laborales. Una vez más sale la cuestion del impacto que pueda tener en la conciencia de los jovenes la presente movilizacion, y en lo que a nosotros respecta confiamos en que esta situacion de descontento generalizado entre la juventud española de lugar a una lucha por mejorar sus condiciones de vida.

Posteriormente, en torno a las 2 de la tarde se comienzan a reunir manifestantes. A la cabeza se sitúan los estudiantes de enseñanza media, seguidos de los de universidad y de los cortejos de los sindicatos obreros. Claramente es la CGT quien ha hecho un esfuerzo por convocar la manifestación, pues mientras que los demás sindicatos juntan apenas unos pocos miles de personas, el cortejo de la CGT reúne a decenas de miles de todos los sectores (metal, sanidad, educacion, Airbus).

Además conseguimos que los organizadores nos permiten hablar desde cinco camionetas distintas, desde donde expresamos nuestro más sincero apoyo, pues vemos la lucha como propia, y que ésta debe llevar no sólo a la retirada del CPE, sino también a unas nuevas elecciones que den lugar a un gobierno de izquierdas que adopta una política socialista. Los trabajadores muestran un gran entusiasmo, y posteriormente recibimos a nivel individual felicitaciones por haber venido a apoyar la lucha de los trabajadores y estudiantes franceses.

La manifestacion terminó con un ambiente de optimismo generalizado, y se hace cada vez más evidente que se debe dar un paso adelante en la lucha y convocar una huelga general.