El resultado de las elecciones del 26 de junio está generando un importante debate en el seno de Podemos, como no podía ser de otra manera. La dirección de la organización, el Consejo Ciudadano Estatal-CCE, celebró una reunión el pasado fin de semana para analizar los resultados del 26J y diseñar los siguientes pasos a dar. Esta reunión se produjo tras pedir una consulta a los círculos, a través del envío de un cuestionario que debían responder, para indagar en las razones del resultado del 26J.

Era como una escena de los muertos vivientes, con los zombies de la derecha laborista (los blairistas, partidarios de Tony Blair) reclamando con toda su fuerza durante el pasado fin de semana la dimisión de Jeremy Corbyn, el dirigente de izquierdas del Partido Laborista. Los restos momificados de Lord Kinnock - ex-dirigente laborista en los 90s que perdió dos elecciones generales - se unieron con Ed Miliband, el anterior líder laborista que fue incapaz de ganar las pasadas elecciones, para exigir a Corbyn que se apeara de su puesto... ¡con el fin de que el laborismo pueda ser "elegible"! ¡Con toda su cara dura - nuestros mayores fracasos electorales se ofrecen de asesores al laborismo para ganar unas elecciones!

Hay algunas razones muy poderosas por las que los capitalistas británicos no están interesados ​​en que Gran Bretaña abandone la Unión Europea. Algunos de ellos han estado buscando la manera de sortear el resultado del reciente referéndum. La pregunta es: ¿pueden tener éxito? ¿Y cuáles serían las consecuencias en el frente político?

Los resultados de las elecciones del 26 de junio han mostrado un panorama diferente al que anunciaban las encuestas de opinión, y al que esperaban los activistas de izquierdas, y los simpatizantes y votantes de Unidos Podemos (UP). El Partido Popular ha vuelto a ganar las elecciones con un incremento sustancial de votos, el PSOE se mantiene segundo con pérdidas menores a las esperadas, y UP permanece en tercera posición tras haber perdido un millón de electores ¿Qué significa esto? ¿Qué perspectivas se abren para un nuevo gobierno? ¿Qué lecciones deben sacar los dirigentes, militantes y votantes de UP de estos resultados?

Ayer, 23 de junio del 2016, el pueblo británico tomó una decisión trascendental. Después de 40 años de formar parte de la Unión Europea, emitió un voto de rechazo. Esta decisión tiene inmensas consecuencias para el futuro de Gran Bretaña, de Europa y del mundo.

Termina la campaña electoral y Jorge Fernández Díaz aun no ha dimitido. El recuento del 26J depende de un ministro del interior que, además haber reprimido con saña en la legislatura anterior a la clase trabajadora y a los movimienos sociales, ha fabricado presuntamente acusaciones falsas contra los partidos nacionalistas catalanes en contubernio con el director de la Oficina Antifraude catalana. Este nuevo escándalo, unido a los informes fantasma de unidades policiales contra PODEMOS, es una muestra de cómo el gobierno del PP ha recurrido a las cloacas del Estado y a las prácticas dictatoriales consolidadas en el mismo contra la oposición.

Unidos Podemos (UP) ha presentado su programa de gobierno, denominado "50 pasos para gobernar juntos". En primer lugar, destacan como elementos muy positivos la derogación de las leyes más reaccionarias aprobadas por los gobiernos del PP y el PSOE en los últimos años, como son entre otros casos: la Ley Mordaza; las reformas laborales y de pensiones del PP y del PSOE; la ley educativa LOMCE; la ley Montoro, que recorta las prestaciones de la administración local; o el artículo 135 de la Constitución, que privilegia el gasto de la deuda por encima del gasto social. Pasamos a examinar los "50 pasos" en base a los diferentes apartados del documento.

Bélgica, el país donde el compromiso y la moderación parecían ser durante mucho tiempo parte de la estructura genética de la sociedad, está experimentando un nivel de confrontación social pocas veces visto antes.

"On lache rien!" ¡No nos rendimos! Este lema resume bastante bien el estado de ánimo y de determinación combativa del movimiento de los trabajadores y de la juventud franceses contra la contra-reforma laboral propuesta por la ministra El Khomri, que ahora ha entrado en su tercer mes. La última semana ha visto el cierre por huelga de refinerías de petróleo, puertos, centrales nucleares, y el bloqueo de depósitos de combustible por los trabajadores en huelga ¿En qué etapa está este movimiento y cuáles son sus perspectivas?

El próximo 23 de junio, se celebrará un referéndum en Gran Bretaña para decidir la continuación del país en la Unión Europea. Aunque el referéndum fue iniciativa del gobierno Conservador de Cameron, el partido está dividido entre los opuestos a la UE y quienes están a favor. La dirección del Partido Laborista respalda la permanencia en la UE. He aquí la posición al respecto de la tendencia marxista británica Socialist Appeal –integrante de la Corriente Marxista Internacional.

En las últimas semanas hemos visto un alud de artículos, reportajes y editoriales en los grandes medios; de declaraciones y tomas de posición por parte del PP, Ciudadanos y PSOE; de críticas por parte de las grandes empresas y sus ejércitos de economistas, analistas y fundaciones; en definitiva, de todos los voceros de la clase dominante española, clamando contra el “autoritarismo”  del gobierno de Venezuela y el caos económico e institucional supuestamente provocado por éste. Se les llena la boca de palabras como democracia o derechos humanos. El punto culminante de esta histeria contra el gobierno de Venezuela ha sido el viaje de Albert Rivera a Caracas para reunirse con la oposición del país, un llamativo acto con tintes electoralistas apenas fingidos.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!