El escándalo de pinchazos telefónicos que ha sacudido a las autoridades británicas en la pasada semana no solo son malas noticias para News of the World, propiedad del magnate Rupert Murdoch, y sus parientes NewsCorp y News International, quienes han tenido que sacrificar su principal periódico. Son malas noticias para la clase política, la policía y la clase capitalista en conjunto.

30 de junio: Ayer , el Parlamento griego aprobó las medidas de austeridad requeridas para obtener nuevos préstamos de la Unión Europea. El gobierno del PASOK (socialista) está decidido a imponer medidas de austeridad, a pesar de que el 75% de la población se opone totalmente a cualquier nueva medida de austeridad que se les imponga.

Hoy [28 de junio], los sindicatos griegos se embarcaron en una huelga general de 48 horas contra las medidas de austeridad que se están debatiendo hoy y que serán votadas mañana. Papandreu dice que los recortes y las privatizaciones son la única manera de reequilibrar las finanzas de Grecia, pero los trabajadores y la juventud en las calles tienen otras ideas.

La poderosa huelga general de 24 horas y las manifestaciones masivas del 15 de junio en Grecia demostraron la profundidad de la ira que dirige a las masas trabajadoras de Grecia. Sirvió para enviar a la clase dominante una advertencia: que este no es un movimiento de protesta normal, sino de connotaciones revolucionarias. Es por eso que se formó a toda prisa un nuevo gobierno a base de retazos, con la esperanza de detener el movimiento. ¡Pero fue en vano!

Superando todas las expectativas, cientos de miles de personas salieron una vez más a las calles de las ciudades y pueblos de toda España el 19 de junio, en las manifestaciones más grandes habidas hasta la fecha desde que el movimiento se inició el 15 de mayo. Lo que comenzó como una expresión de ira general contra los políticos y banqueros, y el intento de hacer que la clase trabajadora pagase por la crisis económica, se ha convertido en un movimiento de masas que es cada vez más abiertamente político y orientado a la clase obrera.

Ayer, [5 de junio] se alcanzó un hito en la situación social y política de Grecia, y en toda Europa. Movilizaciones impresionantes retumbaron por todo el país: medio millón en Atenas y manifestaciones de miles de personas tuvieron lugar en Salónica, Patras, Larissa, Volos, Heraklion, etc. Esto coloca a Grecia en la antesala de una situación revolucionaria. Significa que, por primera vez en décadas, los países capitalistas desarrollados de Europa se enfrentan a la perspectiva de una revolución de dimensiones continentales.

La situación en Grecia está cambiando día a día y se está moviendo en dirección de una situación revolucionaria. A partir del miércoles, 120-150.000 personas atestaron la plaza Sintagma y otras plazas centrales en todas las principales ciudades griegas. Las masas protestaban contra la política de austeridad del gobierno y  la brutal agresión de la Unión Europea contra el pueblo de Grecia.

La zona del euro está metida en un lío. Después de un año de cuantiosos rescates financieros destinados a apaciguar a los mercados, éstos siguen inestables y con una marcada tendencia a la baja. Los signos de desaceleración del crecimiento mundial y la continuada crisis de endeudamiento en la zona del euro han causado la caída de los mercados. El nerviosismo de los mercados es un fiel reflejo de la creciente ansiedad de la burguesía acerca de las perspectivas económicas para Europa.

23 de mayo: Se saltan las fronteras, desafiando todas las barreras, se ríen de las amenazas y maldiciones de la clase dominante y apartan a un lado las fuerzas del Estado. No se pueden detener. Las protestas masivas que se están extendiendo de un país a otro han tomado por sorpresa a todas las fuerzas de la vieja sociedad. No saben cómo reaccionar. Si no hacen nada, el movimiento crece, pero si intentan aplastarlo, crecerá mucho más rápidamente.

20 de Mayo: Primero fue en Túnez, después El Cairo, después Wisconsin y ahora España. La crisis del capitalismo ha activado un tsunami que es imposible controlar. Todos los representantes del antiguo orden se han unido para detenerlo: políticos y policía, jueces y burócratas sindicales, la prensa y la televisión a sueldo, clérigos y “intelectuales”. Pero el tsunami de la revuelta pasa de un país a otro, de un continente a otro.

El domingo 15 de mayo alrededor de 150.000 personas nos manifestamos en unas 40 ciudades a lo largo y ancho de todo el Estado español dentro de la convocatoria del movimiento DEMOCRACIA REAL YA. Las manifestaciones más concurridas fueron las de Madrid, con más de 25.000 asistentes, seguida de Barcelona con unos 15.000.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!