Finalmente, después de haber jurado que no había necesidad de ello, el Gobierno español de Rajoy se vio forzado a pedir ayuda europea para rescatar al sistema bancario. El sábado 9 de junio la Unión Europea acordó entregar hasta 100.000 millones de euros para rescatar a los bancos españoles.

“Da igual que nos guste o no la palabra "rescate" porque, en todo el mundo, la ayuda financiera de la UE en forma de una garantía de 100.000 millones de euros se ha definido claramente como bailout que, según la traducción al castellano de la definición que aporta el Oxford English Dictionary es el acto de dar asistencia financiera a un negocio o a una economía en problemas para salvarla del colapso’".

Santiago Carbó, asesor del Banco de la Reserva Federal de Chicago.