El intento de la clase dominante para aterrorizar a las masas trabajadoras ha aumentado. La mayoría de ésta aparece decidida a tratar de marginar a su enemigo político. Los "medios", sirvientes de las grandes empresas, difunden diariamente propaganda típica de una guerra civil. El periódico marxista, Revolución, es el último objetivo, al ser atacado públicamente por el diputado de Nueva Democracia, Papathanasiou.

En esta segunda parte de nuestro análisis de las elecciones griegas (leer la primera parte en: Elecciones en Grecia: Si la Izquierda estuviera unida podía haber ganado) nos fijamos en la situación del Partido Comunista (KKE) y en el destino del PASOK, en la nueva situación de la derecha con los Griegos Independientes y el neo-nazi Amanecer Dorado, una advertencia de cómo se pueden desarrollar las cosas en el futuro -si la izquierda no es capaz de ofrecer una manera de salir del callejón sin salida- y, finalmente, indicamos el programa y las tácticas que deberían adoptarse con el fin de unir a la izquierda bajo un programa socialista revolucionario.

Las elecciones en Francia y Grecia representan un cambio fundamental en la situación. La crisis del capitalismo europeo ha entrado en una etapa nueva y turbulenta. Un estado de ánimo de ira está extendiéndose por toda Europa. Por supuesto, entendemos que los resultados electorales no reflejan la psicología de las masas con una precisión total. Son como una instantánea del estado de ánimo en un momento dado. Sin embargo, es necesario analizar los resultados electorales cuidadosamente, ya que muestran ciertas tendencias en la sociedad.