El intento de la clase dominante para aterrorizar a las masas trabajadoras ha aumentado. La mayoría de ésta aparece decidida a tratar de marginar a su enemigo político. Los "medios", sirvientes de las grandes empresas, difunden diariamente propaganda típica de una guerra civil. El periódico marxista, Revolución (Epanastasi), es el último objetivo, al ser atacado públicamente por el diputado de Nueva Democracia, Papathanasiou.

“La semana pasada echaron a 18 compañeros nuestros y no se hizo nada… A nosotros [los conserjes] se nos dice que solo servimos para encender la luz y abrir puertas. No se nos da valor… La semana pasada teníamos que haber hecho 5 días de huelga seguida y haber cerrado todas las conserjerías, y toda la universidad ¡¡Entonces ya verían si nuestro trabajo vale o no!!”. (Aplausos y ovación del resto de la Asamblea).

El intento de la clase dominante para aterrorizar a las masas trabajadoras ha aumentado. La mayoría de ésta aparece decidida a tratar de marginar a su enemigo político. Los "medios", sirvientes de las grandes empresas, difunden diariamente propaganda típica de una guerra civil. El periódico marxista, Revolución, es el último objetivo, al ser atacado públicamente por el diputado de Nueva Democracia, Papathanasiou.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!