El pasado 30 de enero las tres centrales sindicales belgas llamaban a una huelga general de 24 horas tanto en el sector público como privado. Es la primera huelga general desde el año 1993. El antecedente inmediato fue la huelga general del sector público del 22 de diciembre contra las medidas de austeridad del entonces recientemente nombrado gobierno del socialista Elio Di Rupo.

El principio de acuerdo al que han llegado los dirigentes de UGT Y COO con la Patronal es un gravísimo error. No supone una mejora para los trabajadores, al contrario, supone una pérdida de poder adquisitivo; no impide nuevas agresiones, ni impide las que están en marcha; y, desde luego, debilita nuestra posición antes los trabajadores y sectores en lucha, impidiendo una necesaria acumulación de fuerzas.

Margaret Thatcher es una figura odiada por millones de personas en Gran Bretaña: las que han sufrido los 13 años de su gobierno. Las que nos opusimos al thatcherismo hasta el final, nunca olvidaremos el desempleo masivo, los recortes, la privatización al por mayor y los ataques a los sindicatos, así como a nuestros derechos democráticos.

La última y “decisiva” cumbre-europea-para-acabar-con-todas-las-cumbres-de-la-UE-y-arreglar-la-crisis-de-la-zona-Euro-de-una-vez-y-para-siempre, ha fallado marcadamente en hacerlo—tal como todas las cumbres “últimas” y “decisivas”. Como en las reuniones previas, los mercados declararon completamente insatisfactorias los resultados de la misma. Estas reuniones de los mandatarios de la UE son ya una moneda completamente devaluada. Nada ha cambiado a excepción de que las contradicciones nacionales ahora son más agudas e insolubles de lo que antes ya eran.

El hasta ahora vicepresidente del Banco Central Europeo, Lucas Papademos, fue nombrado primer ministro griego. Estará a la cabeza de un gobierno de unidad nacional cuya tarea es implementar severas medidas de austeridad y convocar elecciones en Febrero. Publicamos aquí un análisis de los Marxistas Griegos sobre lo que esto significa para los trabajadores griegos y europeos.

Las manifestaciones de masas contra el fraude electoral están extendiéndose por toda Rusia, y alcanzaron su punto más álgido hasta la fecha, el sábado 10 de diciembre con 50.000 personas en Moscú y 20.000 en San Petersburgo, que han sido calificadas por los medios de comunicación occidentales como las manifestaciones de protesta más numerosas habida en Rusia desde los días de la Perestroika, a fines de los años 80 y principios de los 90 del siglo pasado. Este artículo de Alan Woods fue escrito dos días después de las elecciones rusas, antes de producirse estas manifestaciones de protesta, pero anticipa brillantemente la situación que está teniendo lugar, lo cual es sóo un pálido anticipo de lo que está por venir en Rusia.

Más de dos millones de trabajadores del sector público se declararon ayer [el miércoles 30 de noviembre, nota del editor] en huelga. Eso equivalió prácticamente a una huelga general del sector público. En relación a cifras, la acción fue más grande que el "Invierno del descontento" en 1979 –más grande incluso que la huelga general de 1926.

En estos días se realiza en Italia el 8º Congreso del Partido de la Refundación Comunista (PRC). El documento (moción dos) presentado por FalceMartello (Hoz y Martillo), tendencia marxista en el PRC, obtuvo en este Congreso un extraordinario 14% del voto de las bases, con un significativo apoyo de la militancia obrera y juvenil.

A partir de 2008 hemos visto abrirse un abismo en la representación y la expresión organizada de los trabajadores en nuestro país. La desaparición de la izquierda del parlamento fue solo la manifestación más clamorosa de este vacío. Sin embargo no han desaparecido la militancia de izquierda y tampoco el PRC que, a pesar de las escisiones y del abandono de una parte su propia militancia, ha mantenido un patrimonio de fuerza organizada.

Continuamos con el análisis de las consecuencias de las pasadas elecciones del 20 de noviembre con un análisis sobre la situación económica a la que se enfrentará el gobierno del PP, cuando en los últimos días se ha manifestado más evidentemente la idea de la “Europa a dos velocidades”.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!