Se llevó acabo en Italia, específicamente en la ciudad costeña de Marina de Massa, entre el 31 de julio y el 5 de agosto, la Escuela mundial de la CMI. Alrededor de 225 camaradas viajaron de distintos países y continentes para participar en una semana de reuniones intensivas, pero a la vez agradables y educativas.

Los disturbios en Gran Bretaña son solo un síntoma de la crisis general del capitalismo. Los marxistas no se unirán al coro de denuncia hipócrita de la burguesía y sus agentes. Nuestro deber es encontrar un camino hacia la juventud, ayudarlos a encontrar el camino correcto - el camino revolucionario- el camino a la reconstrucción socialista de la sociedad.

En el momento de escribir estas líneas el destino de Grecia está decidiéndose en una lucha titánica en la que la clase obrera griega se enfrenta a los grandes bancos y capitalistas de toda Europa. La Unión Europea está sometiendo a Grecia al chantaje más descarado. Ellos dicen: o bien aceptan recortes draconianos en sus condiciones de vida, o de lo contrario nos negaremos a entregarles el próximo tramo de ayuda de 12 millones de euros.

El nombramiento de Jean-Luc Mélenchon como candidato del Frente de Izquierda, gracias al voto comunista, pone fin a más de dos años de trabajo de la dirección del Parti Communiste Français (PCF) para lograr este resultado. Esta intención se había dado a conocer a finales de 2008, cuando Mélenchon abandonó el PS y la dirección del PCF anunciaba, en base a ello, la creación del Frente de Izquierda – al que el Partido de Izquierda (Parti de Gauche, PG en sus siglas francesas - NdT), formado por Mélenchon, se unió de inmediato.

El escándalo de pinchazos telefónicos que ha sacudido a las autoridades británicas en la pasada semana no solo son malas noticias para News of the World, propiedad del magnate Rupert Murdoch, y sus parientes NewsCorp y News International, quienes han tenido que sacrificar su principal periódico. Son malas noticias para la clase política, la policía y la clase capitalista en conjunto.

30 de junio: Ayer , el Parlamento griego aprobó las medidas de austeridad requeridas para obtener nuevos préstamos de la Unión Europea. El gobierno del PASOK (socialista) está decidido a imponer medidas de austeridad, a pesar de que el 75% de la población se opone totalmente a cualquier nueva medida de austeridad que se les imponga.

Hoy [28 de junio], los sindicatos griegos se embarcaron en una huelga general de 48 horas contra las medidas de austeridad que se están debatiendo hoy y que serán votadas mañana. Papandreu dice que los recortes y las privatizaciones son la única manera de reequilibrar las finanzas de Grecia, pero los trabajadores y la juventud en las calles tienen otras ideas.

La poderosa huelga general de 24 horas y las manifestaciones masivas del 15 de junio en Grecia demostraron la profundidad de la ira que dirige a las masas trabajadoras de Grecia. Sirvió para enviar a la clase dominante una advertencia: que este no es un movimiento de protesta normal, sino de connotaciones revolucionarias. Es por eso que se formó a toda prisa un nuevo gobierno a base de retazos, con la esperanza de detener el movimiento. ¡Pero fue en vano!

Superando todas las expectativas, cientos de miles de personas salieron una vez más a las calles de las ciudades y pueblos de toda España el 19 de junio, en las manifestaciones más grandes habidas hasta la fecha desde que el movimiento se inició el 15 de mayo. Lo que comenzó como una expresión de ira general contra los políticos y banqueros, y el intento de hacer que la clase trabajadora pagase por la crisis económica, se ha convertido en un movimiento de masas que es cada vez más abiertamente político y orientado a la clase obrera.

Ayer, [5 de junio] se alcanzó un hito en la situación social y política de Grecia, y en toda Europa. Movilizaciones impresionantes retumbaron por todo el país: medio millón en Atenas y manifestaciones de miles de personas tuvieron lugar en Salónica, Patras, Larissa, Volos, Heraklion, etc. Esto coloca a Grecia en la antesala de una situación revolucionaria. Significa que, por primera vez en décadas, los países capitalistas desarrollados de Europa se enfrentan a la perspectiva de una revolución de dimensiones continentales.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!