El jueves pasado en Atenas, durante las manifestaciones de masas de los trabajadores, vimos como el Estado colaboraba con hooligans y provocadores contra el movimiento obrero ¡Ahora lo que hace falta es una huelga general política! Aquí publicamos un comunicado de los marxistas griegos de Marxistiki Foni

Hoy (19 de octubre), primer día de la huelga general de 48 horas en Grecia fue sensacional. Aparte de los trabajadores estatales y de los servicios públicos que participaron en la huelga de forma masiva, cientos de miles de trabajadores del sector privado se declararon en huelga por primera vez, y también se unieron a los millones de trabajadores en huelga decenas de miles de pequeños empresarios y comerciantes que cerraron las persianas de sus comercios en solidaridad.

La situación en Grecia se está volviendo más revolucionaria cada día que pasa. El país ha estado paralizado por una oleada de huelgas que se centró en el sector público y en empresas de propiedad estatal, y es la respuesta de los trabajadores en su intento de evitar el terrible ataque del gobierno. Esta oleada de huelgas fue anticipada por el movimiento de ocupación masiva de las universidades y escuelas en septiembre, lo que demostró una vez más que la juventud es un barómetro sensible de la lucha de clases.

El 15 de octubre Roma vio una de las mayores manifestaciones de los últimos años en Italia. Hasta medio millón de personas inundaron las calles de la capital. Esta no fue sólo una gran manifestación en términos del número de participantes, sino todavía más importante fue que se podían oír las consignas más radicales de la última década.

Las movilizaciones del 15 de octubre convocadas por DRY (Democracia Real Ya) bajo el lema “Unidos por un cambio global” han supuesto un indudable paso adelante en la lucha.

El estallido del Movimiento 15-M ha representado la entrada en la escena política de una generación de jóvenes que no participó en la llamada Transición, en los años 70. El consenso político y social que se alcanzó en la misma, a través de su Constitución, de sus pactos sociales,…, sellado con la llegada del PSOE al poder en 1982, con Felipe González (hoy consejero de la multinacional Gas Natural), objetivamente, está en cuestión hoy en día. 

El estallido del Movimiento 15-M ha representado la entrada en la escena política de una generación de jóvenes que no participó en la llamada Transición, en los años 70. El consenso político y social que se alcanzó en la misma, a través de su Constitución, de sus pactos sociales,…, sellado con la llegada del PSOE al poder en 1982, con Felipe González (hoy consejero de la multinacional Gas Natural), objetivamente, está en cuestión hoy en día.

"Hay que optar entre: nuestros intereses, los de  quiénes con nuestro trabajo diario producimos la riqueza o el de ellos, la ínfima minoría de empresarios, banqueros y capitalistas que acaparan la riqueza del país y que continúan imponiendo su receta de más y más recortes, con el único y egoísta objetivo de mantener sus privilegios. O ellos o nosotros" Artículo central del extra de Octubre de Lucha de Clases

Europa está al borde de un precipicio. Este es el juicio, no sólo de los marxistas, sino de los estrategas más serios del Capital. Apenas seis semanas han pasado desde el último paquete de rescate griego, y ya se está desmoronando. Ahora hay una crisis general de confianza en las filas de la burguesía internacional. El pánico, que se refleja en los giros salvajes de las bolsas de valores, se ha extendido rápidamente desde Europa a América. Es una especie de contagio mortal que ha infectado a todos los grandes países de la zona euro.

A la vuelta de las vacaciones, 89 trabajadores  de la empresa Esmaltaciones San Ignacio se encontraron con la empresa vacía. Habían retirado la maquinaria, el almacén estaba limpio de existencias y les impidieron acceder al puesto de trabajo (lo mismo habían hecho en el verano del 2010 con otra empresa del grupo Gateor). A los  trabajadores de Daewoo (fábrica de frigoríficos) los recibieron con un ERE de extinción de 143 puestos de trabajo.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!