Las manifestaciones vividas este pasado domingo, con cerca de 100.000 personas en Palma, 10.000 en Eivissa Vila y Maó y 500 en Sant Francesc en Formentera marcan un antes y un después dentro de una huelga de docentes que ha canalizado toda la furia acumulada y que ha movilizado el conjunto de la sociedad en contra del Govern, hasta el punto de minar toda su autoridad, dejarlo completamente aislado a merced de la dirección nacional del PP y preparando el camino para una gran división en el seno de la derecha balear.

La canciller alemana, Angela Merkel, y su Alianza Demócrata Cristiana (CDU/CSU) celebraron una victoria arrolladora en las elecciones federales alemanas celebradas el pasado domingo. Sobre la base de una subida de 7,8 puntos porcentuales, la CDU/CSU obtuvo más de 18 millones de votos y una votación del 41,5 por ciento - su mejor resultado en unas elecciones nacionales en 20 años. Sin embargo, debido al sistema alemán de representación proporcional, esta importante subida no fue lo suficientemente grande como para asegurar la mayoría absoluta de los escaños de la CDU/CSU en el nuevo Bundestag, el parlamento federal con sede en el antiguo edificio del Reichstag en Berlín.