El movimiento de los chalecos amarillos es de una potencia y una profundidad que no dejan de sorprender (y de asustar) a sus adversarios. Por supuesto, la burguesía y sus lacayos políticos y mediáticos saben bien que existe la pobreza. Han oído hablar de ella. Pero por lo demás, están totalmente desconectados de las condiciones reales de vida del pueblo, de sus sufrimientos y sus problemas. Así, desde lo alto de sus privilegios, de su poder y de sus fortunas, se dijeron a sí mismos: "¿Qué puede a cambiar un poco más o un poco menos de austeridad?". Han recibido la respuesta en toda la cara.

Ayer, 16 de enero, dieciséis personas fueron detenidas por la policía española en Girona (Cataluña) sin orden judicial. Entre los detenidos estaban dos alcaldes de la CUP, un fotoperiodista y varios activistas de los CDR (Comités de defensa de la República), la ANC (Asamblea nacional catalana), La Forja (organización juvenil independentista) y el SEPC (Sindicat d'Estudiants dels Païssos Catalans). Desde la Corriente Marxista Internacional queremos expresar nuestra solidaridad con los detenidos y sus organizaciones y expresar nuestra más enérgica protesta contra otro caso de represión y criminalización del movimiento republicano catalán por parte del Estado español. Hacemos un llamamiento a las organizaciones y activistas de la clase trabajadora de todo el mundo a expresar su solidaridad y rechazo.

El movimiento de los chalecos amarillos es un seísmo social de una potencia excepcional. Es un punto de inflexión en el curso de la lucha de clases en Francia, y una fuente de inspiración para los trabajadores del mundo entero. Tendrá un impacto profundo y duradero en la vida política del país.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!