El miércoles 21 de agosto el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que ampliaría los días en el que un niño o su familia pueden permanecer bajo custodia de las autoridades migratorias en las cárceles para migrantes de la frontera sur de los Estados Unidos. Lo cual se vuelve una completa tortura, pues estas cárceles no prestan las condiciones dignas para los migrantes, están ahí en cuartos comunes entre rejas y con sabanas de aluminio, en condiciones precarias. Esta es otra arremetida contra el flujo migratorio de América Latina hacia el país del norte. La idea de Trump es acabar con el Acuerdo de Flores, por encontrarse desfasado según la Casa Blanca. El acuerdo de Flores fue aprobado en 1997 y establece que los niños inmigrantes y sus familias deben ser detenidos en condiciones apropiados por un periodo máximo de 20 días.

La Chiquitania arde desde los primeros días de agosto. Los incendios empezaron el 2 de este mes a oeste y este de San José de Chiquitos en áreas forestales, bosques secos, hasta llegar a Roboré. Hasta que el ministro Quintana no pueda demostrar lo que denuncia, que los incendios han sido provocados por la derecha con fines electorales y políticos, debemos asumir sus declaraciones como el reconocimiento que estos incendios no llegaron de Brasil, como en un primer momento sostenía el gobierno. Las causas de este desastre deben buscarse dentro de nuestras fronteras.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!