Fue después de la medianoche del 15 de julio, cuando el Parlamento griego aprobó finalmente una ley general que contiene todas las "acciones previas" exigidas por las instituciones. La votación se encontró con huelgas, manifestaciones, una rebelión de 38 diputados de Syriza, y la oposición de la mayoría de los miembros del Comité Central del partido. Tsipras sobrevivió pero tuvo que depender de los votos de los partidos que aprobaron los dos Memorandos anteriores, por los que Syriza fue elegida para oponerse a ellos.

La mayoría del CC de Syriza (110 de 201) ha firmado resolución contra el acuerdo con los acreedores que consideran no "es compatible con las necesidades de las clases trabajadoras". Tsipras pierde el control del partido a pocas horas de la votación en el parlamento de las "medidas previas" exigidas por "las instituciones". Publicamos el texto completo de la resolución: 

El acuerdo impuesto a Grecia en la madrugada del 13 de julio tras una cumbre del euro que duró toda una noche sólo se puede describir como una capitulación humillante. En resumidas cuentas, Grecia ha entregado toda su soberanía a la troika a cambio de un nuevo rescate con duras condiciones y algunas promesas vagas de una restructuración de la deuda (pero no una quita de la misma) que tal vez serán estudiadas en un futuro. Este acuerdo no funcionará. Destruirá políticamente a Tsipras y a Syriza, y económicamente sumirá a Grecia aún más en la recesión. También ha revelado profundas fisuras en la Unión Europea.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!