Es común la afirmación en algunos círculos de intelectuales "de izquierda", y entre trabajadores golpeados por las derrotas del pasado que tuvieron la desgracia de caer bajo su influencia, de que las actuales condiciones de vida y de trabajo "diluyen" la conciencia de la clase obrera y le impiden jugar un papel dirigente en la lucha por el socialismo.

Estamos a unos días de las elecciones presidenciales del 2 de julio, para los trabajadores esa fecha no representa una más porque encierra la enorme posibilidad que la izquierda, encabezada por Andrés Manuel López Obrador (AMLO), gane dicha contienda.

Después de dos años de debates, el Estatut de Catalunya ha sido aprobado en referéndum con el 73,9% de votos a favor, un 20,7% en contra y una participación de sólo el 49,4%. La tramitación de la reforma estatutaria ha estado marcada por la polarización extrema que ha introducido la derecha reaccionaria del PP, que con su defensa del nacional-catolicismo español más rancio no se distingue en nada del franquismo puro y duro de la época de la transición. Ésta es una de las claves principales para interinterpretar los resultados del 18 de junio.

La brutal represión de los siderurgicos en Lázaro Cárdenas no ha detenido el movimiento, más bién lo ha radicalizado. Ahora los mineros en Cananea están en huelga indefinida y el FNUAS está convocando a una huelga nacional para el 28 de Junio, unos días antes de las elecciones generales.

Los resultados de las elecciones presidenciales en Perú y Colombia fueron celebrados por las burguesías latinoamericanas y los imperialismos norteamericano y europeo como un triunfo contra la expansión “chavista” en el continente. Los principales diarios burgueses latinoamericanos resaltaban, exultantes, que Colombia y Perú se habían transformado en el “cordón sanitario” que detendría el impacto de la revolución venezolana más allá de sus fronteras.

El pasado 25, 26 y 27 de mayo se celebró el segundo congreso de la UNT. Pese a los problemas iniciales para la acreditación de los delegados el día jueves 25, en la mañana del viernes 26 se inició el congreso. El ambiente entre los miles de delegados, más de 2000 o incluso cerca de 3000, era de gran entusiasmo ante la inauguración: un gran paso adelante para la clase trabajadora.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!