Los ataques constantes sobre la clase obrera griega en los meses recientes han llevado la situación, finalmente, al punto de ebullición. ¡Los trabajadores han dicho basta ya! No desean pagar por una crisis de la que no son responsables. Ayer, Grecia fue paralizada totalmente por los trabajadores y la juventud que salieron masivamente a protestar. La trágica muerte de tres trabajadores bancarios, no obstante, está siendo utilizada para distraer la atención de esta impresionante muestra de fuerza de la clase obrera griega.

Mientras que recurren al “plan de rescate” de la Unión Europea (UE) y el FMI, que es usura de la peor especie, el gobierno, la burguesía y sus marionetas políticas en los medios cultivan un clima de terrorismo psicológico sin precedentes contra la clase trabajadora.

El problema de la soberanía de las Islas Malvinas ha vuelto a la primera línea del debate político nacional. La razón de ello fue el inicio de prospecciones petroleras en las costas de las islas a cargo de empresas británicas. Esto levantó una oleada de pronunciamientos y protestas indignadas del gobierno nacional y de todos los grupos políticos representados en el Congreso, quienes insistieron en el reclamo de la soberanía argentina sobre las islas y sobre una parte de los territorios antárticos.