Los periodos revolucionarios son excepciones históricas. Las masas entran a la arena de la historia para transformar sus destinos con sus propias manos. El 18 de Octubre de 2007 observamos uno de esos momentos cuando Benazir Bhutto volvió de su último exilio. Una marea de oprimidos inundó las calles de Karachi. Los cálculos varían entre 1,5 y 2,5 millones.

El sábado, 16 de octubre, más de 3 millones de personas tomaron las calles de Francia en cientos de manifestaciones en las ciudades y pueblos de todo el país en la última jornada nacional de lucha contra la contrarreforma propuesta al sistema de jubilaciones. El número fue de una magnitud similar al 2 de octubre, la última vez que los sindicatos convocaron a una jornada de lucha en un día sábado, pero el movimiento, sin duda, se ha desarrollado aún más. Las manifestaciones fueron otra demostración de fuerza de este movimiento que ha durado meses y ha visto 5 jornadas nacionales de lucha desde el final de las vacaciones de verano.