Tras la derrota de la Comuna de París, diversas tendencias ultraizquierdistas y oportunistas emergieron dentro de la Primera Internacional, las cuales conspiraron contra el Consejo General y trataron de usar el nombre de la organización internacional para sus propios fines. Esto fue finalmente resuelto con la expulsión de estos elementos, junto con el otorgamiento de poderes estrictos establecidos para el Consejo General y de normas claras sobre la forma en que la Internacional debía manejarse.

Una debilidad notoria del campo obrero y popular en nuestro país es la enorme dispersión organizativa de los sectores más activos, conscientes y avanzados de la clase obrera. Esta es una capa amplísima que incluye a decenas y cientos de miles de trabajadores que actúan y participan activamente en diferentes espacios y frentes de masas (sindicales, políticos, barriales), en un campo ideológico que abarca desde el peronismo de izquierda (aun aquellos que simpatizan con determinadas políticas del kirchnerismo) hasta el marxismo revolucionario, lugar donde se ubica la Corriente Socialista El Militante.

Join us!

Help build the forces of Marxism worldwide!

Join the IMT!