Bajo la presión de la dictadura de los mercados, el Gobierno de Zapatero se ha lanzado a profundizar en el proceso de ataques hacia los trabajadores, emprendido bajo la excusa de ajustar el déficit público. Asistimos a un escenario de gravísimos recortes en derechos históricos arrancados por el movimiento obrero a través de años de lucha, como el derecho a jubilarse a los 65 años.

Este periodo es de gran importancia para el Frente. Es el momento de definir el actuar de una organización de frente amplio que en su corta vida ha asumido diferentes papeles, dependiendo el flujo o reflujo del movimiento de masas. No podría ser de otra manera, esta organización se forma y complementa en la lucha contra la dictadura de Micheletti, en medio de un proceso revolucionario marcado por la intervención de las masas en la política.

Durante la mayor parte del 2010 todos los ojos estaban clavados en Europa y las dificultades por las que pasaba el euro. La crisis del capitalismo ha puesto de manifiesto la existencia de profundas fisuras en la UE. La primera fase de la crisis se ha caracterizado principalmente por el incumplimiento de los bancos. La segunda fase se está caracterizando por el incumplimiento de los Estados.