En una tórrida noche con 33 grados y una humedad que se podía cortar con un cuchillo, tuvo lugar en la Universidad Federal de Pernambuco la actividad con más éxito hasta el momento de la gira de Alan Woods por Brasil. También fue el mitin más grande celebrado hasta la fecha por Esquerra Marxista en Penambuco.

Tras tres días de peleas callejeras, marchas y bloqueos en la sede de gobierno y el anuncio de la COB de postergar su Congreso y radicalizar las medidas de presión en todo el país, Evo Morales decidió finalmente reunirse directamente con los trabajadores como estos últimos exigían. A pocos meses de la abrogación del “gasolinazo” la movilización de los trabajadores abre una nueva brecha en que tanto las bases como el mismo gobierno puedan rectificar y reconducir al proceso. Este dialogo tiene entonces que prosperar así como la movilización de los trabajadores debe ahora consolidarse en un programa de profundización del proceso en beneficio de todos los sectores azotados por la crisis y de organización de la real participación popular.